OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

Un eslabón de exponenciación
19/05/2017

Nadie duda de la importancia y peso político e ideológico que Don Arturo Núñez representa en la izquierda mexicana, particularmente en el partido del Sol  Azteca; Núñez Jiménez es del grupo muy selecto de actores de la cosa pública que ha marcado tesis, tópicos y directrices entre el zoon politikon.

El Gobernador de Tabasco está instalado en la ola o corriente ideológica de la izquierda democrática, incluyente, progresista y dinamizadora, esa que hace contraste con la llamada corriente radical, polarizadora, egocéntrica e intolerante. En Núñez, el PRD tiene a un alumno muy aventajado de la "vieja" escuela, esa que si fomenta y cree fervientemente en que primero es el proyecto y luego el personaje.

Hoy el Tabasqueño y "primer perredista" de la entidad, sabe que los pasos y decisiones que vienen, serán de gran calado e impacto en su prolífica y fructífera carrera política.

Su acción pública y política en la sucesión local y federal venideras, evidentemente marcaran rumbo.

Se sabe que en la agenda prioritaria del ciudadano Arturo Núñez está el interés superior para fortalecer el país y el anhelo de transitar hacia una Nación y Estado fuertes y acordes a los cambios y demandas de este mundo tan globalizado, fomentar pues, el resurgimiento y sostenimiento institucional del Estado del Bienestar.

En la mancuerna Silvano – Graco, perredistas puros, el mandatario tabasqueño representa el eslabón de exponenciación ideológica, con su temple y amplio conocimiento de los recovecos del sistema político mexicano, los aspirantes a la grande confían en que el documento rector que pretenden enarbolar tendrá matices de amplio alcance al pasar por el ojo clínico, crítico, transicional y enterado de Núñez Jiménez.

En las mediciones más recientes, los mandatarios de Michoacán y Morelos permanecen a la distancia de Miguel Ángel Mancera, quien en reiteradas ocasiones le hace el fuchi al Partido negriamarillo; la ventaja si, Graco y Silvano la podrían tener al impulsar una candidatura que en verdad represente los anhelos y principios rectores de la Revolución Democrática, una alianza plural que tenga peso, talla y marca netamente izquierda.

Zarpazo. Las cornadas se han intensificado; no vaya ser que el oléééééé lo terminen haciendo los empresarios. Basta de grilla y politiquería barata que empaña todo.





DEJA UN COMENTARIO