Mujeres, las más propensas a suicidarse

Especialistas aseguran que son necesarias iniciativas de ley que impulsen el conocimiento y tratamiento de padecimientos mentales como la depresión

Uno de cada ocho intentos de quitarse la vida se consuma; se lo proponen principalmente mujeres, aunque los hombres son quienes más lo logran

El pasado julio se realizó el Segundo Parlamento Mexicano de la Juventud, integrado por 300 participantes de todo el país, en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

Ahí tuvo lugar la conferencia “Prevención del suicidio en jóvenes”.

Jesús Quezada García, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México y especialista en siquiatría, manifestó la necesidad de que se generen en la Cámara de Diputados iniciativas de ley que impulsen el conocimiento y tratamiento de padecimientos mentales como la depresión.

Esa enfermedad carece de una cultura de atención y representa el principal padecimiento por el cual se generan actos suicidas. Puntualizó que uno de cada ocho intentos de quitarse la vida se consuma; se lo proponen principalmente mujeres, aunque los hombres son quienes más lo logran.

El suicidio, advirtió, es un grave problema de salud pública que debe atenderse de forma integral, por lo que resulta indispensable crear centros de prevención. “Es preocupante que en el área de la salud se destinen pocos recursos económicos y humanos”.

Refirió que actualmente Baja California, Nuevo León y Tamaulipas tienen altas tasas de suicidio y quienes más lo intentan son jóvenes. Consideró que se requiere atender, entre otras causas, el alcoholismo, el abuso sexual, bullying y embarazos a temprana edad, además de procurar buena comunicación, generación de autoestima y vínculos sanos en el entorno familiar y escolar.

Los días 10 de septiembre se conmemora, desde el año 2003, el Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

Considerado un problema de salud pública, se estableció esta fecha con el objetivo de concientizar sobre los diversos factores biológicos, psicológicos, sociales, culturales y ambientales que es necesario considerar para comprender y prevenirlo.

El suicidio está definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como violencia autoinfligida o violencia dirigida contra uno mismo y que es realizado, a nivel mundial por casi 3 mil personas cada día, mientras que uno de cada 20 personas que intentan suicidarse logra su objetivo.

De ahí la trascendencia de atender el problema, pues el que en México lo logren uno de cada ocho, es gravísimo.