“Por el menos peor”

“Por el menos peor”

Menos de un mes para que concluyan las campañas, pero, ¿en verdad nos han plasmado y sobre todo explicado cómo le van hacer para dar resultados concretos a los grandes problemas que nos aquejan?

Lo cierto es que en lo que toca a la campaña federal, todos los candidatos han abonado a polarizar más de lo que ya estaba este país, una campaña de ataques, revires pintorescos, discursos rebuscados y letanías repetitivas es la que nos hemos chutado, pero insisto ¿dónde están las soluciones, los programas con manuales de procedimientos, los análisis técnico-financieros de viabilidad, de eficacia y eficiencia, dondeeee?

El “yo mero”, “el peligro para México” “el Riki Rikin”, “el por un México, más fuerte y próspero”, “el por un México en Paz”, “el juntos haremos historia” y todas las demás alegorías publicitarias y puntadas de los candidatos y sus equipos, serán meros mensajes que queden, unos más que otros, en el imaginario colectivo mayoritariamente para hacer mofa y escarnio de una campaña tan enfrentada que mantuvo en vilo a la ciudadanía del país.

Lo que si hemos visto, es que en la “cacería” por los votos se ha prometido una ampliación de entrega de dineros a programas sociales asistencialistas que no han arrojado plausibles resultados, y en ese costal si están los tres principales candidatos presidenciales, luego entonces, estamos en crisis pero saldremos de ella aumentando la política pública de asistencia a los más desvalidos, misma que en gran medida a ocasionado la crisis que se pretende combatir: ¡populismo puro y sin cortapisas!; “lo importante son los votos en las urnas el 01 de julio, ya luego vemos como le hacemos para cumplir” debe ser el pensamiento de decenas de ideólogos de los diversos equipos de los candidatos presidenciales.

Para muestra de lo paupérrimo de la visión de los que aspiran a llegar a Palacio Nacional, es que en pasado debate no se escuchó una sola propuesta concreta de cómo debe actuar México ante la amenaza de una guerra comercial como la que nos ha llegado en estos días; se prefirió utilizar el foro para cuentearnos con intenciones basadas en la calidad moral, o con historias de cómo se avientan las pertenencias en costales, o con la fustigación de una persona que tiene causas abiertas ante la justicia pero que no ha sido declarada culpable. En esas postuas no se ven horizontes claros, ni personalidades adecuadas para entrarle al reto que significa la Presidencia de México.

En mi Punto de Vista, hemos visto una campaña plana, sin emociones, sin innovaciones y peor aún sin conexión del discurso y las propuestas con la realidad del país; hoy en la calle la gente sigue diciendo con desangelado semblante que optaran votar por el menos peor, ¡hágame usted el favor!