Roba motos se salva de ser linchado en Cunduacán

En su loca carrera por darse a la fuga se salió del camino y terminó chocado en contra de un árbol

Un presunto asaltante y roba motos se salvó de ser linchado por habitantes del poblado Pechucalco primera sección de este municipio, ya que minutos después de haber despojado a una ama de casa de su automotor, éste en su loca carrera por darse a la fuga se salió del camino y terminó chocado en contra de un árbol, originándose lesiones y fracturas.

Según los informes recabados, estos hechos se suscitaron a eso de las 10:20 horas de este martes, cuando elementos de la Policía Municipal Preventiva fueron alertados que en la comunidad de Pechucalco primera sección, a la altura de la iglesia católica, un sujeto se había derrapado.

Por este motivo, un grupo de uniformados se desplazaron hasta el lugar de los hechos y efectivamente encontraron a un grupo de pobladores que tenía rodeado a un sujeto que dijo llamarse Luis Enrique Gutiérrez Adorno originario del ejido La Chonita, a quien amenazaban con someter a linchamiento.

Esto, debido a que, según versión de los pobladores, minutos antes un grupo de seis personas, entre los que encontraba el lesionado, habían despojado a una ama de casa de una motocicleta Italika 110, precisamente cuando ésta regresaba del centro de la ciudad de hacer unas compras.

Pero, cuando ya huía por un camino vecinal que entronca con la autopista Comalcalco a Cunduacán, el presunto asaltante perdió el control del automotor y al proyectarse fuera del camino, terminó chocado en forma aparatosa en contra de un árbol, donde se causó golpes y quebraduras en un pie.

Un grupo de moradores de ese poblado que se congregó en torno al lesionado, amenazaba con lincharlo, pero los uniformados lo impidieron, argumentando que tenía sus derechos como persona.

Minutos más tarde, llegó a esa comunidad una ambulancia de la Agrupación Geicer, al mando de dos paramédicos, quienes finalmente le dieron los primeros auxilios a este presunto delincuente y se lo llevaron al Hospital Regional, donde quedaría bajo resguardo policiaco.