Proliferan bazares en Villahermosa: Invaden parques y áreas verdes

La crisis económica orilla a tabasqueños a realizar la venta de ropa de bazar o de fábrica por mayoreo en parques de Villahermosa para poder obtener un ingreso extra.

La crisis económica orilla a tabasqueños a realizar la venta de ropa de bazar o de fábrica por mayoreo en parques de Villahermosa para poder obtener un ingreso extra que los ayude a sobrevivir su día a día.

En un recorrido realizado por Diario Presente, los parques y áreas verdes de la capital tabasqueña son utilizados como centros comerciales de ropa de bazar, siendo las colonias con más casos registrados Indeco, Villas Las Flores, Gaviotas Norte y Sur, Miguel Hidalgo, La Manga, Tamulté, Guadalupe Borja, entre otras.

Los entrevistados aseguran que recurren a este tipo de comercio informal para poder comprar ropa en ocasiones de marca a menor precio, debido a que el bolsillo de los clientes también está un poco desgastado.

Aseguraron que hay días que no venden nada y otros llegan a vender en promedio 300 pesos, y tiene que estar por más de 12 horas en algún punto ofreciendo su producto.

Así mismo, precisan que los precios van desde los 10 y hasta los 300 pesos, productos que van desde juguetes, ropa para toda la familia, zapato, aparatos eléctricos, entre otros productos.

Josefa del Rocío Guzmán Magdonel, explicó que con la edad avanzada y la falta de oportunidad laboral, tenemos que trabajar, “a nosotros la necesidad nos obliga a trabajar en la venta de la ropa de bazar, de mí dependen cuatro personas, yo, mi esposo y dos nietecitos que viven conmigo, pero esto solo es para sobrevivir, porque no es mucha la ganancia”.

Guadalupe Osorio comentó que su esposo trabaja, pero ante la crisis y sus tres hijos estudian, requiere de generar más ingresos, “tenemos productos de 10, 20 o 30 pesos, lo más caro es un vestido de 60 pesos, porque si les pide 200 o 300 pesos no la llevan”.

María del Carmen Orozco señaló que por la edad no ha logrado conseguir trabajo y por eso optó en montar un bazar, “yo ya son una persona grande de edad, y como no tengo estudios no me contratan en cualquier lado, pero la venta ha ido muy mal, solo se venden 300 pesos”.

Magnolia García Domínguez, dijo que la situación económica la orilló a poner su negocio en el parque de ropa ya usada.