INVESTIGACIONES

NOTICIAS

INVESTIGACIONES



01/06/201808:35 p.m.Autor: RedacciónFuente: UNO TV
Video de las ruinas de hace mil 500 años descubiertas en Chapultepec

Investigadores del INAH hallaron también 11 entierros humanos

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron en un predio que pertenece a la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec los vestigios de un caserío con más de mil 500 años de antigüedad, mismo que guarda semejanza  con el estilo Clásico teotihuacano.

La Comisión Nacional del Agua ( Conagua) introduciría nuevos sistemas de riego automatizado en la zona y, a fin de proteger el patrimonio que previó encontrar, solicitó el apoyo de la arqueóloga y líder del Proyecto Bosque, Cerro y Castillo de Chapultepec, Lourdes López Camacho.

La también investigadora del Museo Nacional de Historia ( MNH) acotó que el trabajo inició desde 2009 y se aplica en las tres secciones del bosque; agregó que se localizaron vestigios de viviendas prehispánicas estilo teotihuacano, cuya temporalidad data a las fases Tlamimilolpa (225 a 350 d.C.) y Xolalpan (350 a 550 d.C.)

También se descubrieron: 

  • Cuadros y rectángulos unidos por muros colindantes, que habrían sido cimientos de antiguas habitaciones.
  • Materiales de cerámica, obsidiana, pizarra, mica y piedra, correspondientes al periodo Preclásico (mil 500 a.C. a 300 d.C.). y 11 entierros humanos (nueve adultos y dos neonatos).

Sobre los restos humanos, la arqueóloga Ivonne Cruz Sosa precisó que nueve de ellos corresponden a adultos y en su mayoría fueron colocados en posición de decúbito lateral (de lado) en las esquinas de los cuartos; los cuerpos están en dos osamentas que serán sometidas a exámenes de antropología física para determinar sexo, edad y otras características que no pudieron conocerse en campo.

Otros restos humanos hallados corresponden a neonatos, ubicados al interior de un par de vasijas fragmentadas, y el de un adulto masculino que se localizó incompleto y sin asociación a una estructura arquitectónica. Pese a la antigüedad de objetos, algunos se localizaban a menos de 30 centímetros de la superficie.