MÉXICO

NOTICIAS

MÉXICO



09/02/201803:01 p.m.Autor: RedacciónEditor: Estefanía Priego Fuente: Zócalo
Alumno que no aprenda, repetirá año

Giran instrucciones para que el maestro tenga (de nueva cuenta) la autoridad para hacer repetir el año escolar a los estudiantes con bajas calificaciones.

 A cinco años de que entrara en vigor en el país la instrucción de “desaparecer” los conceptos de aprobado y reprobado en el marco del nuevo modelo educativo, el secretario de Educación en Coahuila, Higinio González Calderón, giró instrucciones para que el maestro tenga de nueva cuenta la autoridad para reprobar o hacer repetir el año escolar a los estudiantes con calificaciones insuficientes, faltas o problemas de conducta.
En junio de 2011, Fernando González Sánchez, entonces subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública (SEP), presentó al Senado el nuevo modelo educativo que a partir de 2013 desaparecería el concepto de aprobados y reprobados. En 2012 se publicó el acuerdo en el Diario Oficial de la Federación.

Revira Coahuila rumbo en la educación básica

En tanto varios integrantes de la Comisión de Educación del Congreso local se negaron a opinar al respecto, maestros consultados aplaudieron la medida, que aseguraron, fue una acción que dañó gravemente a los estudiantes y la figura del maestro. Según el secretario de Educación, el que los maestros tuvieran prohibido reprobar a los alumnos a pesar de las calificaciones y faltas se debió a una confusión de una instrucción que se giró en la administración anterior. “Fue una recomendación para no reprobar a niños de primero y segundo de primaria, pero se corrió la voz y el radio pasillo va distorsionando las cosas y en secundaria tomaron las cosas muy al extremo y dijeron ‘no vamos a reprobar a nadie’”, explicó.
Dijo que esto fue mal entendido también por los estudiantes y padres de familia, quienes enfrentaban a los profesores burlándose porque no los podían reprobar ni dejarlos en el mismo grado. 

Mucho reprobado

Las pruebas ENLACE y PLANEA realizadas entre 2013 a 2017 por la Secretaría de Educación Pública no pueden compararse. Sin embargo, muestran las carencias en la calidad de la educación, así como la poca comprensión de los estudiantes de nivel básico de conceptos vitales para su desarrollo.