MÉXICO

NOTICIAS

MÉXICO



02/05/201804:57 p.m.Autor: RedacciónFuente: El Universal
Veterinario implantaba heroína a perros para traficar drogas

La insaciable sed de ganancias de las organizaciones de narcotraficantes los conduce a realizar crímenes impensables, como usar inocentes cachorros para ocultar la droga.

Un veterinario nacido en Colombia pero de nacionalidad venezolana.  fue acusado de implantar heroína líquida a cachorros para una organización de narcotraficantes colombianos. 

Andrés López Elorza fue arrestado en España en 2015 y extraditado a Estados Unidos el lunes.

López Elorza, de 38 años, que también responde al nombre de López Elorez, se convirtió en un fugitivo de la ley en 2005 cuando las autoridades detuvieron a alrededor de una veintena de presuntos narcotraficantes en Colombia.

Antes de huir, el acusado había "adquirido cierta notoriedad" por acusaciones de que convirtió a un número indeterminado de cachorros y perros en "mulas", debido a que les cosían paquetes de heroína líquida en sus cuerpos, de acuerdo con lo dicho por el fiscal federal adjunto Nathan Reilly ante un juez el día de ayer.

Se cree que los perros fueron enviados en vuelos comerciales a la ciudad de Nueva York, donde les extraían los paquetes de droga, indicaron las autoridades. Los investigadores creen que los cachorros habrían muerto durante el procedimiento, pero se desconoce cuántos fueron utilizados.

"Con el tiempo, la insaciable sed de ganancias de las organizaciones de narcotraficantes los conduce a realizar crímenes impensables, como usar inocentes cachorros para ocultar la droga", aseveró James J. Hunt, director de la oficina en Nueva York de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés), en un comunicado.

El fiscal federal Richard Donoghue indicó que "los perros son el mejor amigo del hombre y, como el acusado está a punto de enterarse, nosotros somos el peor enemigo de los narcotraficantes".

Diez cachorros fueron encontrados durante una redada en 2005 en un criadero de Colombia, indicaron funcionarios de la DEA. Cinco escaparon, tres murieron a causa de una infección y dos fueron adoptados, incluido uno que se convirtió en un perro entrenado para detectar drogas para la policía colombiana, señalaron las autoridades.