MUNDO

NOTICIAS

MUNDO



22/08/201812:12 p.m.Autor: RedacciónFuente: El Mundo
Cohen confesó comprar silencio de mujeres que tuvieron relaciones con Trump antes de las elecciones

Su ex presidente de campaña, fue hallado culpable de ocho cargos de fraude fiscal y bancario; su ex abogado ha implicado a Trump en dos delitos graves.

Día negro para la Presidencia de Donald Trump. Su ex presidente de campaña, Paul Manafort, fue hallado culpable de ocho cargos de fraude fiscal y bancario. Además, su ex abogado Michael Cohen que había prometido lealtad y que "recibiría una bala" por el presidente, ha implicado a Trump en dos delitos graves mientras se declaraba culpable de los cargos de fraude bancario, fraude fiscal y violaciones a la ley de financiación de campañas políticas.

Cohen se entregó al FBI y compareció poco después en Nueva York ante un juez federal. El letrado ha confesado que Trump le ordenó cometer un delito y comprar el silencio de dos mujeres, que dijeron que habían mantenido relaciones con el presidente, antes de las elecciones presidenciales de 2016.

Cohen reconoció haber gestionado antes de las elecciones dos pagos, de 150.000 y de 130.000 dólares, a mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con el entonces candidato republicano a la Presidencia.

El letrado aseguró que actuó "bajo dirección del candidato" y "con el objetivo principal de influir en las elecciones", implicando explícitamente a Trump en estos delitos.

Aunque los documentos judiciales no identifican a las mujeres, todos los detalles coinciden con los casos de la ex modelo de Playboy Karen McDougal y de la actriz porno Stormy Daniels.

Según se sabe desde hace meses, las dos recibieron ese dinero a cambio de no hablar durante la campaña electoral de las supuestas relaciones extramaritales que Trump mantuvo con ellas.

El fiscal del caso, Robert Khuzami, explicó a los periodistas que Cohen admitió haber pagado para silenciar a dos mujeres que tenían información que sería "perjudicial" para la campaña presidencial de Trump.

Ese dinero, por tanto, habría sido una contribución ilegal a la campaña electoral, al no haber sido declarado y superar los límites establecidos. Tras efectuar los pagos, además, el abogado pasó facturas falsas a la empresa de Trump, que le reembolsó las cantidades abonadas.



Loading...