OPINIÓN

Altas expectativas por el cambio de gobierno
12/08/2018

El gobierno es el ejercicio del poder para determinar la continuidad o el cambio de políticas públicas, del uso que se le da a los recursos que provienen de la recaudación de impuestos y otros ingresos, que resulta en la consolidación o debilitamiento de las instituciones.

A nivel nacional, siguen siendo nota las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador y su equipo en torno a lo que cambiará o continuará de las reformas energética y educativa. Ahora que ya es formalmente presidente electo, los trabajos de la entrega-recepción prácticamente ya iniciaron.

Un propósito inobjetable debe ser la consolidación de las instituciones de seguridad pública y justicia. Fue gracias al descuido de las formas, tan importantes en la reforma al sistema de justicia penal, que salió libre Elba Esther Gordillo.

El gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto hasta el primero de diciembre perdió el caso más importante del sexenio por no seguir sus propias recomendaciones de garantizar el debido proceso y la legalidad de las pruebas acusatorias. Un caso, no el primero, que muestra cuánto trabajo hay por hacer.

La continuidad del sistema de justicia no está a discusión, aunque por resultados como éste caiga en el descrédito popular cuando la gente exige castigos firmes contra la corrupción. Es éste uno de los pendientes más desafiantes de López Obrador cuando esté al fin al frente del gobierno federal y sea responsable de robustecer las instituciones. Ahora está en el "ya merito" de la transición, pero todavía no asume el cargo.

Lo que tiene que cambiar, entonces, es la capacidad de las instituciones de procuración de justicia para armar carpetas de investigación sólidas, inatacables respecto al respecto al debido proceso. Es normalmente este aspecto lo primero que atacan los experimentados abogados defensores de delincuentes de cuello blanco y en donde más problemas se tienen.

En Tabasco, también hay aspectos que deben cambiar, más con la voluntad del gobierno federal de apoyar en serio el desarrollo del sureste. Al respecto, a la postura de Adán Augusto López Hernández, desde que estaba en campaña, le falta mayor contundencia y claridad.

López Hernández ha dicho que programas como Corazón Amigo y Cambia tu Tiempo tendrán continuidad y serán mejorados. Desde luego, la labor será un poco más fácil si se cuenta con una voluntad del gobierno federal significativamente distinta de la que tuvo como contraparte el gobernador Arturo Núñez, quien buscó siempre mantener una buena relación con Peña Nieto aunque a la vista de la población la federación no correspondió a esa conducta institucional.

Varios diputados electos de Morena han sido convocados para coadyuvar en las labores del equipo de transición: confirman también que corresponderán a la mística que López Obrador impone desde el gobierno federal y nada más asumir la legislatura tienen la encomienda de reducir sus percepciones a la mitad. Un cambio inmediato.

En la entidad también tendrá repercusiones lo que se legisle en materia educativa y energética, más allá de la construcción de la refinería, lo importante es definir qué se conserva y que se modifica para que las futuras generaciones puedan tener asegurado el acceso a una mejor educación. Ese debe ser forzosamente un objetivo de mediano y largo plazo.

PRIMERA PARADA

Por primera vez, acudieron los legisladores electos de mayoría (todos de Morena) a un curso para que aprendan los alcances y limitaciones de sus funciones en el Congreso local. Uno de los ponentes fue Marcos Rosendo Medina, quien tiene estudios de Ciencia Política en el extranjero; es integrante destacado del equipo del futuro gobierno.  Otro de los ponentes fue José Antonio de la Vega, conocedor a fondo de los procesos parlamentarios.

SEGUNDA PARADA

El caso de los manatíes muertos en la zona de los Biztales es preocupante en efecto por la extinción de una especia amenazada. Pero es más grave aún porque nos está indicando que los pobladores están expuestos a riesgos sanitarios. Y eso apenas comienza.

PARADA ESPECIAL

El anuncio del futuro presidente López Obrador sobre el endurecimiento de las penas a quienes roban gasolina enfrentará una enorme resistencia. Hay intereses creados y un drama social de comunidades completas dedicadas a ese ilícito. Pero tiene que actuar con firmeza; contará con el apoyo del pueblo. 





DEJA UN COMENTARIO