OPINIÓN

La izquierda, el hartazgo, y la oportunidad del desarrollo
03/07/2018

Este domingo se cerró una de las fases más críticas del proceso electoral 2017 2018 en la que la sociedad salió triunfante al asistir de manera masiva a votar por un cambio en Tabasco y en México.

Desde las seis la tarde de ese día los resultados de las encuestas de salida daban la delantera al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador sobre los demás contendientes con una diferencia que era difícil de superar. En un acto de civilidad política Ricardo Anaya y José Antonio Meade salieron a reconocer que los resultados no le favorecían y deseaban suerte a AMLO. Las felicitaciones de gobiernos extranjeros y del mexicano no se hicieron esperar.

Las encuestas de salida fueron confirmadas por el propio presidente del órgano electoral nacional cerca de la media noche cuando difundió los resultados del conteo rápido. El mayor de los triunfos tocaba a la puerta del de Macuspana quien obtenía un 53 por ciento de los votos emitidos en todo el país en un proceso electoral en la que participo más del 63% de los votantes mexicanos.

En cuanto a senadores por Tabasco, Mónica Fernández Balboa y Javier May Rodríguez de la coalición Juntos haremos historia, obtuvo un porcentaje de 69% de los votos, números que igualaron los candidatos a diputados federales de esta misma coalición en la entidad.

En el proceso local a Adán Augusto López Hernández le fue mucho mejor. Desde las seis de la tarde los números hablaban de un triunfo con más del 61 por ciento de los sufragios emitidos en la entidad y con una participación ciudadana de casi el 70%, algo pocas veces visto en un proceso local.

Los candidatos del PRI y de PANAL salieron a reconocer su derrota y en el caso de Gina Trujillo se dijo una aliada del triunfador para recuperar a Tabasco. Los demás candidatos prefirieron desaparecer de la escena pública.

El conteo rápido también le dio el triunfo al ex notario público por lo que casi la media noche hizo el llamado a la reconciliación desde el corazón político de Tabasco y anuncio que se reunirá con el equipo del actual gobernador para integrar el presupuesto público del próximo año.

El triunfo de Adán no llego solo. De los 17 Ayuntamientos, 11 los gano Morena y 4 Morena junto al PT. Destaca que en Cárdenas y el Centro los candidatos de Morena ganaron con el 62 y el 69 por ciento de los votos. En los restantes casos los números no superaron el 50 por ciento, aunque con clara distancia con el resto de los contendientes.

En Emiliano Zapata y Jonuta es poco lo que la izquierda pudo hacer frente a la coalición por Tabasco al frente, quienes resultaron ganadores.

En cuanto a las diputaciones locales Morena obtuvo el triunfo en 16 distritos, mientras que sus candidatos comunes con el PT lograron el triunfo en los cinco distritos restantes. El cayuco completo.

Es difícil esperar la asistencia a tribunales electorales por parte de los perdedores con esta votación. Solo resta se cumpla el protocolo para la entrega de las constancias de mayoría.

Es evidente que el 1 de julio la población salió a exigir un cambio de gobierno en México y en Tabasco con una de las herramientas ciudadana más importantes, su voto. En su mayoría considero que ese cambio solo lo podría hacer un partido de izquierda liderado por un tabasqueño. 

Es la esperanza de un pueblo harto de políticas que solo lo han empobrecido. El cambio debe reflejarse pronto en cada mexicano, no será tarea fácil, pero avances debe haber. De lo contrario resultarán más de lo mismo.

SUMAS Y RESTAS

Del dicho al hecho: el gobernador Arturo Núñez será recordado como un político que hizo honor a la ética de la responsabilidad. Durante todo el proceso electoral cuidó que el piso parejo fuera una realidad. El domingo vimos los frutos.





DEJA UN COMENTARIO