OPINIÓN

NOTA BENE

Adán Augusto López: Una oferta vertiginosamente irresistible
04/07/2018

El triunfo de Andrés Manuel López Obrador como Presidente Electo de México, y de Adán Augusto López Hernández como Gobernador de Tabasco, está siendo como una liberación para un pueblo oprimido. Un éxtasis que se ha prolongado durante estos días para convertirse en una especie de orgasmo político y social largamente esperado. Estas emociones, vertiginosamente, se están concretando con una serie de declaración de intenciones que no solo colman las expectativas inmediatas, sino que las hacen crecer por momentos. Me refiero, por ejemplo, a lo que ha dicho Adán Augusto López en una entrevista realizada en las instalaciones de Diario PRESENTE que no tienen desperdicio. Anuncia directamente que la secretaría de Energía tendrá su sede en Tabasco y que la relación con PEMEX y nuestro estado cambiará radicalmente para beneficiarnos con justicia, al fin, de los recursos petroleros de los que se nutre, sin reciprocidad, el Gobierno Federal mientras que aquí solo deja tierra yerma. El Gobernador Electo también expone cómo será la nueva actitud de la mayoría parlamentaria en la Cámara de diputados local, desterrando el “rodillo” parlamentario y dando juego a todas las expresiones políticas. No es poco, aunque habla de muchas otras cosas más que es conveniente escuchar en directo en la entrevista de la que les comento. Pero las buenas noticias para Tabasco no paran aquí porque el también diputado Federal electo por el IV distrito, Manuel Rodríguez, ha manifestado su interés por integrarse en la Comisión de Energía del Congreso para que “la tarifa preferencial de luz eléctrica y borrón y cuenta nueva en Tabasco sea una realidad”. Con ello está cumpliendo así una larga y añeja aspiración que defendió durante décadas Andrés Manuel López Obrador, y que constituye, en sí misma, el inicio de la lucha que el ahora Presidente Electo de México ha dado para llegar hasta donde ha llegado. A los que pagamos el recibo de la luz, y a los que no lo hacen, esta promesa de inmediato cumplimiento, una vez que se instalen en el poder, es como agua de mayo porque padecemos en efectivo, cada dos meses, de las arbitrariedades de la CFE con Tabasco y con el sureste. En los prolegómenos de la victoria electoral a muchos se les habían olvidado estos compromisos y no es un asunto menor que Adán Augusto, -por mi cercanía todavía me cuesta llamarle como se debe-, el Gobernador, a dos días de haber ganado su elección tan ampliamente, recuerde que no olvida su programa electoral y que está dispuesto a cumplirlo en el menor tiempo posible. Pide seis meses para resolver los problemas de la inseguridad y los económicos, pasando por la reconciliación. Todos los tabasqueños, todos, todos, debemos reflexionar de buena fe sobre lo que nos propone López Hernández. Reflexionar una vez al año no hace daño. Es bueno para todos, incluso para los que no están entrenados, porque pensar es someter a juicio antes de elegir. Hay quienes creen que esa meditación es innecesaria, ya que únicamente podemos escoger entre lo que nos proponen, pero el solo hecho de cuestionar las ofertas resulta beneficioso. Pero es que la oferta que nos hace el nuevo gobernante de Tabasco es irresistible. Tiene resuelto el itinerario que hemos de seguir todos seamos de donde seamos.





DEJA UN COMENTARIO