OPINIÓN

Adán, el desafío
29/12/2018

El asenso de Adán Augusto López Hernández a la gubernatura de Tabasco este lunes 31 de diciembre complementará el círculo virtuoso de la cuarta transformación, que aquí tiene su punta de lanza como entidad y región para consolidar el dinamismo en el desarrollo y crecimiento socioeconómico incluso nacional, con los consecuentes beneficios de un bienestar del cual se beneficie a sus colectividades locales.

Más allá de un régimen afín, diferenciado de las épocas absolutistas de quienes le antecedieron, de suyo tiene a favor como aliado principal al Presidente de México Andrés Manuel López, Obrador también de arraigo  tabasqueño, quien en su gira del agradecimiento se comprometió aquel 14 de octubre en ser el su principal asesor, además de estar aquí cuando menos cada mes,  para juntos lograr llevar a los hechos la justa retribución a esta entidad que mucho le ha dado al país.

Desde luego que amerita implementar la correspondiente política de austeridad con estricta disciplina para que el ejercicio presupuestal: 51 mil 175 millones 882 mil 591 pesos autorizado por el Congreso del Estado, pueda rendir destinado a ejecutar los programas encausados a reactivar la pujanza de tabasqueña privilegiada en recursos naturales.

López Hernández arribará a la gobernanza tabasqueña con un bono democrático que en la elección del uno de julio por el cargo le representó obtener históricos 720 mil 146 votos, un 60.88 por ciento del total emitidos, consignados en la estadística oficial del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco.

Para el gobernador constitucional del estado, a partir de que rinda protesta ante invitados especiales, entre éstos el poseedor de la primera magistratura mexicana, gobernantes y legisladores venidos de todo otras entidades, hay un solo propósito jerárquico de ejercer la esencial política como el instrumento de servicio para el bien comunitario, éste que no admitirá margen de error ni tiempo alguno para la curva de aprendizaje en un estado que de origen urge atención a sus demandas.     

Para nada es un improvisado, no parte de cero sino que tiene consigo la madurez política que en el ámbito de lo público le otorgó una considerable experiencia en los diferentes escalafones ocupados durante el curso de su carrera pública administrativa hasta ocupar la Subsecretaría de Gobierno.

Trayectoria que luego vertebró hacia la esfera legislativa, local y federal, sin olvidar su trabajo de cuadro partidista en donde con Morena fue presidente del Consejo Político Estatal, a través del cual formó una estructura territorial  estatal, que para el efecto personalmente recorrió cabeceras de municipios, villas, poblados, comunidades y rancharías.

Una estructura que le redituó a Morena la aportación de 961 mil votos que contribuyeron al triunfo de la Presidencia de la República, la totalidad de los senadores y diputados federales tabasqueños al Congreso de la Unión; además de la gubernatura, obtener 15 de las 17 presidencias municipales y las 21 diputaciones, en todos los cargos por el principio de de mayoría relativa. 

El híbrido de su gabinete de gobierno legal y ampliado, entre experimentados y jóvenes, sin mirar distinción de origen partidista, que le acompañará en la gestión de gobierno fueron nombrados con el compromiso de asumir con una auténtica convicción de ejercer la función pública encomendada en beneficio de la ciudadanía tabasqueña.

Conoce con puntualidad el fondo de cada una de las problemáticas y rezagos sociales, a la colectividades de quienes ha procurado beneficiar desde las posiciones ocupadas como actor público. 

Su generosidad en la gestoría extrapoló al ámbito sus funciones como notario público, en donde sirvió sin buscar rentabilidad alguna a quienes faltos de suficientes recursos requirieron desde una escritura hasta un acta testamentaria.

Aparejado con el Presidente de México, ambos son personalidades que tienen estrecha cercanía con las colectividades, buscan establecer una vinculación permanente, en palabras del  extinto Salvador Neme Castillo, de tabasqueño a tabasqueño como la vía directa para medir la ruta de la gobernabilidad con resultados satisfactorios. 

Un pulso ciudadano que le permitirá apretar tuercas donde se deba fortalecer y cambiar a los colaboradores que en la administración pública tengan nulos resultados; el gabinete deberá evaluarse por objetivos trazados a cumplir, y más allá. Las expectativas son altas.

Asignaturas inmediatas

Poseedor de la investidura como cabeza del ejecutivo estatal, Adán Augusto tiene la prioridad de resolver con carácter de urgente los dos principales problemas que le pusieron al estado durante el sexenio anterior en focos rojos, economía y seguridad pública, seguido de corrupción que habrá igual que extinguirla.    

Reactivar toda la cadena de valor en la economía mediante un plan de trabajo con antelación cabildeado con los sectores involucrados, comprometidos a activar en común la inversión pública y privada para generar  la rentabilidad de retorno  generadora de fuentes de trabajo para que se haya las condiciones de la calidad de vida.

Un indicador de reactivación económica será la industria de la construcción que por la importante derrama económica en la obra gubernamental, y también la privada, impacta a cuando menos un ramal de otras 43 actividades vinculantes.  

La refinería de Dos Bocas, a la cual se invertirán 8 mil millones de dólares durante los siguientes tres años, en palabras de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle, creará 23 mil empleos directos y 112 mil indirectos, para un total de 135 mil.

Las estrategias para combatir la inseguridad pública y delincuencial habrá de disminuir sensiblemente como consecuencia del detonante económico que deberá traer aparejada una armonía social pacificadora. No en vano, requerirá de acciones concretar para apuntalar el cumplimiento del propósito.

 Bitácora

Corresponde también como tabasqueños involucrarse en el gobierno, como la vía para asegurar el bienestar colectivo por el que votó.

eduhdez@yahoo.com






DEJA UN COMENTARIO