OPINIÓN

Aitor Magno: La lectura es un vínculo afectivo entre padres e hijos
22/09/2020

La palabra se hace colectiva. Fluye como un río. Tiene la fuerza para buscar interlocutores que escuchen su eco. La palabra es también un instrumento que sirve de convivencia y de refugio.

Aitor Magno, un mediador de lectura del estado de Querétaro, encontró en la palabra ese medio para contagiar historias, cuentos, anécdotas, oralidades de su tierra y fuera de ella.

Dice que luego de llevar el diplomado de "Profesionalización de salas de lectura", lo primero que instrumentó fue una mesita a fuera de su casa, y junto con unos sobrinos y vecinos, cada sábado, por dos horas, empezaron la gran aventura, que más tarde pudo compartir en plazas y otros escenarios.

De voz pausada, Aitor Magno explica que la lectura da libertad, alimenta la memoria, es una búsqueda, un abrazo, un caminar que lleva tanto a hombres como mujeres a un sin límite de conocimientos, pero lo más importante es fomentarla.

Su compromiso va más allá, sobre todo con los niños y jóvenes, a quienes les lee sin cansancio, porque en su mirada y gestos hay una emoción que transmite y que sirve de vínculo afectivo.

Para iniciar las acciones en la sala, lo primero que hace es planear sus actividades lúdicas: provoca que escriban, dibujen e imaginen, y al final el resultado es una escritura derivada que da vida a otra historia.

"Cuenta mucho lo verbal, pero también lo escrito, es fascinante ver a los niños cómo van creando, a veces de un cuento corto sale una historia larga".

Son ocho años ya desde que tomó esa primera plática de lectura para bebé, del cual guarda un reconocimiento con todo su orgullo. Luego vino un taller sobre creación derivada y promoción de lectura y en 2015 se preparó para ser narrador oral.

"Un libro te abre las puertas, y ves un cambio en las personas, porque además te das cuenta sobre su manera de ser y el comportamiento", indica.

"El fomento a la lectura es enriquecer a otros con las palabras, aunque lo recomendable es tener siempre un criterio propio".

"Sirve para tener una mejor interpretación de nuestro entorno, sobre todo ahora con las llamadas redes sociales, es saber qué nos están dando en realidad y cuál es el mensaje".

Aitor Magno no olvida su primera lectura: Tom Sawyer, un clásico de la literatura, el chico travieso, pero también imaginario, y esa es la parte lúdica que igual se pretende hacer con la lectura, ya sea poesía, cuento, teatro, ensayo, novela e incluso la música.

De ahí su don y aplicación para continuar con su trabajo bajo su propia confianza, todo con el objetivo de seguir provocando que más gente lea, con sus adjetivos y pincelazos.

Y señala: "Cuando un niño le dice a mamá, papá o abuelos: léeme, de inmediato se crea un vínculo afectivo, y lo mismo pasa en los grupos".

Por el momento está un poco detenido debido a la pandemia, pero ya tiene planes de regresar por lo menos una vez al mes.

PARÉNTESIS

Ayer fue Día del Artista Plástico, desde este espacio les enviamos una felicitación a todos aquellos que con su talento han dejado memoria con cada una de sus obras. Tabasco está lleno de hombres y mujeres que enorgullecen al estado a través de los colores y las imágenes.




DEJA UN COMENTARIO