OPINIÓN

Cerrará gobierno de Tabasco con problemas, pero sin crisis
04/08/2018

LA TRANSICIÓN GUBERNAMENTAL.- Los seis meses de tiempo legal establecido para la transición del poder estatal pueden ser muchos o tal vez pocos para realizar la transferencia de agendas, programas y finanzas particulares de dependencias y en general de la administración pública estatal, así como para evaluar la situación concreta en las que deja los programas institucionales el actual gobierno. Una transición en las que el Gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, ha dado muestras de realizarlo sin fricciones, ni sobresaltos, e incluso, se la ha oído muy paciente en su petición de reunirse con el Gobernador Arturo Núñez Jiménez para acordar las fechas, nombrar a los equipos y definir el mecanismo de entrega – recepción.

JUCOPO Y AYUNTAMIENTOS.- Derivado de las reformas aprobadas en 2013 al artículo 19 de la Constitución Política de Tabasco en materia electoral, los nuevos diputados de la LXII Legislatura entrarán en funciones el próximo 04 de septiembre; en tanto que el artículo 64 de la misma Ley, establece que los Ayuntamientos renovarán a sus autoridades el 5 de octubre. Por lo tanto, a los nuevos diputados les queda exactamente un mes, y a los alcaldes dos meses para realizar la entrega – recepción de activos, pasivos y hacer el análisis y las evaluaciones correspondientes de la situación en las que reciben los bienes públicos. Un fin de gobiernos municipales y de la legislatura, en el que se podrían presentar desacuerdos sustantivos entre las autoridades entrantes a causa de los recursos que ya se tienen autorizados como sueldos, aguinaldos y cajas de ahorros por terminación de ejercicio de diputados, regidores y funcionarios de primer nivel. Aunque al menos se plantea la pregunta, en el sentido que: ¿si los que se van, dejarán recursos para el pago de dietas y gastos de operación de las autoridades entrantes?. Falta saber si dejarán bien cuadradas las cuentas en la conclusión y la apertura de los dos equipos, a tres y cuatro meses de fin de año y de sexenio.       

FALSOS Y CIERTOS.- Mientras tanto, el Gobernador Núñez, informó que no esperemos un cierre de sexenio caótico como el de su antecesor, Andrés Granier Melo, aunque si previó dificultades económicas a causa del desplome de las actividades petroleras y la consecuente caída del pago de contribuciones fiscales locales. No obstante, en materia de salud, el titular de la dependencia, Rommel Cerna Leadder, señaló que se requieren 20 millones de pesos para reparar equipos de aire acondicionado de hospitales públicos, y aclaró que sin omitir estas necesidades, se están atendiendo como prioridades la atención a la población y la dotación de medicinas en hospitales. Sin embargo, circula el rumor de un déficit presupuestal estatal que asciende a los 8 mil millones de pesos como consecuencia de los efectos de la desaceleración económica en los distintos sectores públicos y de la producción. Pero que de acuerdo a lo dicho por el gobernador, no representan crisis. Veremos.    

HEREDAR CONFIANZA.- No serán puras dificultades las que heredará la administración actual al próximo gobierno, toda vez que esta semana, el Gobernador Arturo Núñez, acompañado de la presidenta del Sistema DIF Tabasco, Martha Lilia Aguilera, inauguró el Banco de lecha materna en el Hospital de la Mujer, con el que se piensa fortalecer la alimentación de los recién nacidos cuyas madres tengan problemas para lactar.





DEJA UN COMENTARIO