OPINIÓN

Comenzó el censo de ayuda; difícil labor
24/11/2020

Ayer comenzó el censo de damnificados por las inundaciones en Tabasco. Una tarea nada fácil encargada por el presidente López Obrador a la Secretaría de Bienestar, que encabeza Javier May Rodríguez, y a la que por ley le corresponde también esta parte de atención a los desastres.

Hasta ahora todo transcurre en relativa calma. Es la segunda vez que los llamados "Servidores de la Nación" recorren casa por casa. Sin embargo, muy mal parados quedaron los pobladores de Tucta, Nacajuca, ya que no permitieron que se llevara a cabo de una manera adecuada el citado levantamiento de datos.

Los beneficios son para la comunidad, pero tomando en cuenta las calles donde están las viviendas afectadas. Otras de las zonas dentro de la misma ranchería no habían sufrido afectaciones, sin embargo, un grupo de personas pedían que fueran tomadas en cuenta, lo que provocó un desorden. Tuvo que suspenderse el censo.

De esta manera no se podrá avanzar en el proceso, lo que retrasará el apoyo a los que verdaderamente están aún en el agua. En otras localidades el trabajo se dio sin el mayor problema, lo que representó un avance del programa.

La desorganización y la mala información son dañinas. Deba acudirse a una amplia y eficaz comunicación social y sensibilización de las comunidades.

Hay poblados que afortunadamente fueron ya censados como las rancherías Emiliano Zapata, dos secciones de la ranchería Lázaro Cárdenas y en la comunidad de Santa Catalina.

Como se ha insistido, una vez concluido el censo en una casa se le dejará un folio con un número consecutivo con código de barras y se marcará la vivienda con una calcomanía.

Es apenas el inicio, se espera que en las otras rancherías, pueblos y colonias esta arduo trabajo ser realizado en los tiempos establecidos. Hay que procurar facilitar el apoyo federal que en muchos casos puede ser poco ante el daño ocasionado por el desfogue de las presas, pero en otros el gobierno asumió una actitud de justicia frente a un evento natural.

Hay caso, como en la ranchería Anacleto Canabal, donde los trabajadores de Bienestar, junto a elementos del Ejército, pudieron entregar los vales para limpieza. Esta es la tercera ocasión que colonias como ésta se van al agua en el año. Es la tercera ocasión que pierden casi todo.

No hay que ignorar que muchas colonias y poblados siguen en el agua, o en situación de riesgo. Así, por ejemplo, varias son las preocupaciones de los vecinos de la colonia Gaviotas en todos sus sectores. Personas que salen a trabajar mientras en casa quedan los hijos, muchos de ellos pequeños. Otros, temen dejar solos sus hogares ante el riesgo del vandalismo.

Se requiere una verdadera presencia de la autoridad. Y no sólo me refiero a la autoridad oficial hasta el nivel de delegados municipales, sino también de los líderes comunitarios, de los propios jefes de familia, para que entre todos actuemos de manera solidaria y responsable ante las dos crisis: la de la epidemia del COVID-19 y la de las inundaciones.

PRIMERA PARADA

Víctor Manuel Narváez Osorio, director del hospital Juan Graham Casasus dio a conocer que en lo que va de la Pandemia por el COVID-19, al corte hasta el mes de octubre, han atendido  dos mil 800 pacientes, lo que convierte a este nosocomio en uno de los que más casos ha atendido a nivel nacional. En cuanto a la cifra de mortandad, indicó que ha cambiado mucho, ya que por ejemplo en el mes de julio el índice de pacientes COVID -19 fallecidos fue del 40 por ciento, mientras que ahora en noviembre están entre el 24 y 26 por ciento en la tasa de defunción. Aún hay que disminuirla más. Cada muerte es una tragedia.

SEGUNDA PARADA

La coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, señaló que el río Usumacinta continúa dentro de sus márgenes, pero se está evacuando a la población. Aunque también tenemos otros datos de la catástrofe. En ese sentido, destacó que la evacuación es una medida preventiva para resguardar la vida de la ciudadanía, que no tiene la intención de alarmar de manera innecesaria. En Centla, Nacajuca, Macuspana y Tenosique, se pide a la gente que acuda a los refugios temporales, indicó.

PARADA ESPECIAL

Con las vacunas contra el COVID-19 en el horizonte, los más pobres del planeta no deben ser pisoteados por los más ricos en la estampida por conseguirlas, advirtió el lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS). Con los últimos resultados prometedores de los ensayos en fase final de vacunas candidatas, "la luz al final del túnel brilla ahora más fuerte", declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom. Ojalá que le atine. 




DEJA UN COMENTARIO