OPINIÓN

OPINIÓN

Comienza la fiesta electoral...y el golpeteo
14/04/2018

Aunque hoy arrancan de manera formal las campañas en Tabasco, desde hace unos meses, cuando los ahora candidatos estuvieron en la etapa de precampaña, la mayoría no resistió la tentación y decidió caminar.

Algunos colgaron mantas y se promocionaron en espectaculares, aunque María Elena Cornejo, delegada del Instituto Nacional Electoral (INE), dijo que no violaban la ley porque no detectaron irregularidades de pronunciamiento de aspiraciones.

"La postura nuestra es lo que dice la ley y la norma en el artículo 135 constitucional que establece que los servidores públicos para poder hacer campaña electoral deben de dejar de fungir como servidores públicos, y pueden hacer actos de difusión de su interés por participar, siempre y cuando no estén dentro de sus horarios laborales y tampoco usen sus recursos públicos", indicó la funcionaria. Una línea muy delgada entre lo legal y lo que no.

Sin embargo, varios no midieron, y sin pensarlo estuvieron en actos anticipados, a pesar de estar como funcionarios. Como Oscar Cantón Zetina, quien era el represente de Tabasco en la Ciudad de México. Lo que ha motivado quejas en el IEPCT.

La competencia desde su inicio fue catalogada como una de las más reñidas, sobre todo porque algunos partidos prefirieron sacar a sus abanderados a través de encuestas, lo que dejó como resultado un distanciamiento entre los competidores, al grado de llegar a las renuncias y denuncias partidistas.

Un caso fue el de Fernando Mayans Canabal, quien al no verse favorecido optó por tocar la puerta en el partido Morena, y desde ahí ahora pide el voto para Andrés Manuel López Obrador.

Otro fue Candelario Pérez, el ex presidente del PRD local, quien compitió por la presidencia municipal de Centro, lugar que hoy ocupa Jaime Mier y Terán; con esa causa, el diputado federal declaró en una rueda de prensa que en el proceso apoyaría a todos los abanderados de Morena, y "su" estructura la dejaba en manos de Evaristo Hernández Cruz, y al mismo tiempo aparecía en una lista a nivel nacional como suplente de Napoleón Gómez Urrutia.

María Estela de la Fuente Dagdug, prefirió apoyar a su hermana Minés (PRI) en el municipio de Huimanguillo, y todo porque la posición de la candidatura para la alcaldía de esa zona de la Chontalpa, el PRD se la otorgó a Sabino Herrera, quedando la diputada en el camino.

Algo similar pasó con Yenny Rodríguez Aguilar, quien buscaba la alcaldía de Tacotalpa, y al quedarse fuera, decidió renunciar al PRI, partido que ya le había dado una diputación años atrás, para caer en el Partido Verde Ecologista.

La competencia va desde la gubernatura, 35 diputaciones y 17 alcaldías. Se habla de unos 3 mil 322 candidatos que harán todo lo posible para ganar votos.

En el caso de la gubernatura del estado serán seis los candidatos que buscarán llegar a Palacio de Gobierno: por el PRI, Georgina Trujillo; por la coalición "Por Tabasco al Frente", conformada por el PRD, PAN y Movimiento Ciudadano, Gerardo Gaudiano; por la coalición "Juntos Haremos Historia", integrada por Morena, PT y PES, Adán Augusto López Hernández; por el PVEM, Óscar Cantón Zetina; por el PANAL, Manuel Paz Ojeda, y por primera vez en la historia de Tabasco, habrá un contendiente por la vía independiente: Jesús Alí de la Torre.

En el caso de las presidencias municipales, el PRI registró candidatos en los 17 municipios, así como la coalición "Por Tabasco al Frente", PVEM, PANAL, en el caso de la Coalición "Juntos Haremos Historia", solamente en 16 demarcaciones, puesto que tanto Morena como el PT, irán cada quien por su lado en Emiliano Zapata.

Ojalá que cada candidato venga con sus propuestas, y no caigan en las descalificaciones. Los ciudadanos están a la espera, y desean saber cómo los gobernarán. Además, el estado requiere acciones propositivas y no pleitos.





DEJA UN COMENTARIO