OPINIÓN

COVID-19 desafía los compromisos universales de la Agenda 2030
14/01/2022

La agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es el resultado de la alianza entre gobiernos y actores diversos con el compromiso de dar cumplimiento al objetivo universal de generar una sociedad igualitaria con base en la prosperidad colectiva, la paz, así como también la protección del planeta, contemplando de igual manera un cambio en las perspectivas de las personas en todo el mundo.

En septiembre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobó la Agenda 2030 estableciendo un enfoque en la sostenibilidad económica, social y ambiental; en dicho acuerdo mundial participaron 193 estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas, los cuales suscribieron 17 objetivos que marcaron la pauta de trabajo de la comunidad internacional para 15 años.

Para América Latina y el Caribe, ese acuerdo representa una oportunidad infalible en la lucha contra la pobreza extrema, el crecimiento económico con oportunidades de empleo, la reducción de la desigualdad social, cambio climático, así como también el fomento a las ciudades sostenibles.

En México la agenda oficial a priorizado los preceptos establecidos en tal acuerdo internacional, con planes de acción a nivel nacional, estatal y municipal. Aunque se ha progresado en diversos aspectos a manera general, es recomendable que las instituciones dispongan de especial atención en las metas, los plazos para cumplir a cabalidad.

COMBATIR LOS ESTRAGOS DEL COVID

De acuerdo con los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en 2021 el porcentaje de la población en estado de pobreza extrema aumentó a 8.5 alcanzando a 10.8 millones de personas. Derivado de la emergencia sanitaria internacional, por lo tanto se considera que se ha convertido en un desafío que enfrenta no solo la política mexicana sino el mundo.

Sin lugar a dudas una pandemia no se consideró dentro de los confines para lograr el los 17 objetivos de desarrollo sostenible planteados en la agenda global; lamentablemente se han revertido los efectos del progreso en todo el mundo.  En tanto, la ONU señaló que todos los países deberán tomar medidas drásticas para salir de los estragos de generados por la situación de emergencia sanitaria del COVID-19. Considerando un periodo de 18 meses a partir de julio de 2021.

El cambio de la perspectiva de las personas es coyuntural en el cumplimiento de los planes de la agenda de la ONU; forma parte de la educación y la cultura de los países. Continuamos en la disputa contra el enemigo que no se ve, esto cierra y enmarca el círculo de cooperación entre sociedad y gobierno para el desarrollo global. México necesita de los mexicanos para romper con las cifras de contagios de COVID-19, su variante Ómicron, y retomar la línea de los acuerdos pactados a nivel internacional.

La agenda 2030 de Desarrollo Sostenible aún puede consolidarse, según el último informe de la ONU, pero para ello se debe replantear un cambio radical entre factores interconectados como medio ambiente, economía y social, por supuesto esto incluye la revolución de la conciencia colectiva. (Integrante activa del Colegio de Administración y Políticas Públicas)  




DEJA UN COMENTARIO