OPINIÓN

Cruce de líneas
11/10/2018

La educación es formar a las personas para que actúen y no actúen en determinadas situaciones; para que conozcan objetivamente, se conduzcan objetivamente en su vida cotidiana y construyan correctamente su futuro; que crean en seres superiores y lo consideren como un escaparate a las debilidades humanas, pero no lo tomen como motores de la vida; que abandonen dogmas y asuman conductas comprobables en circunstancias propias. Que vean a la ciencia como un aliado del desarrollo y no como un problema.

Cito como ejemplos de enseñanzas no objetivas: la afirmación histórica del encuentro de dos mundos a la que se le rendirá culto político mañana 12 de octubre.

Les platico que hace tiempo una respetable dama tabasqueña afirmaba que si se educa a la población tendría que temerse a su inmensa capacidad humana de revelarse. "Nos exigirán muchas cosas que no pudiera dárseles, nos quitarían todo". Confirmando en esa ocasión un dogma arraigado por siglos que sustentan el modelo dogmáticamente impuesto por un sistema que mantiene vigente este tipo de creencias como mecanismos de control social con consecuencias económicas nada favorables. Evidentemente ésta muy bien portada dama está obligada a trabajar más su objetividad.

Otro dogma es el que afirma que la gente pobre es floja o que por su situación de pobreza analiza poco, como consecuencia del limitado pensamiento que posee; lo mismo aplica a aquella réplica que asegura que la gente pobre necesita oportunidades para crecer, pero no explica, ni señala la forma o el método para lograrlo. Por lo mismo se aprecia como una trampa al pensamiento social.

Un dogma contrario es aquel que afirma que la gente de mejor solvencia económica está más preparada y cuenta con mejores herramientas para crecer. Naturalmente es un dogma que privilegia el dominio, que se complementa con las afirmaciones de la entrevistada. Que en conjunto se enfoca a mantener un estado determinado de cosas, aquí y en cualquier lugar del mundo. Algunas veces son llamados paradigmas.  

REFORMA E INDEPENDENCIA EDUCATIVA

Todos sabemos que el modelo educativo mexicano no crea científicos, que rechaza y obliga a quedarse a la gente que se prepara en desarrollo tecnológico y científico en las mismas universidades o países industrializados en los que realizaron estudios superiores. Dando lugar a la fuga de cerebros.

Una contradicción que atenta contra el aprovechamiento del talento, contra el crecimiento del conocimiento nacional, y contra nuestro desarrollo tecnológico – científico. Naturalmente estimulada por las mismas naciones interesadas en que México no tenga industria propia.

Sin embargo, probablemente nos estamos acercando a la independencia educativa y a convertir problemas en aciertos. Una parte que tiene que ver con la educación superior y el aprovechamiento de la gente verdaderamente creativa e innovadora.   

Lo que si crea en cantidades industriales son políticos y especialistas en finanzas para ´mover al país´. ¿Recuerda esta última frase? ¿Dónde la ha oído?

Hay que ver por dónde viene la reforma que desde los Foros de Consulta prepara Esteban Moctezuma Barragán, próximo titular de la Secretaría de Educación; y la futura directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla Roces.

¿Se tocarán los dogmas o se trabajará en desarrollar la ciencia y la tecnología?

Hay mucha tela de donde cortar. Esperamos crecer en el debate público.

Posdata

En su visita programada para el próximo domingo 14 de octubre a Tabasco, el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador tiene agendado reunirse en privado con el Gobernador en funciones Arturo Núñez Jiménez y el Gobernador electo Adán Augusto López Hernández; en otro momento con integrantes del gabinete actual, legisladores locales, federales, y equipo de transición de la próxima administración. A las 11 de la mañana realizará una concentración pública en Plaza de Armas para agradecer a ciudadanos la confianza del voto.





DEJA UN COMENTARIO