OPINIÓN

NOTA BENE

Cuidado con las encuestas que se hacen en media hora
07/05/2018

Apenas hace unos meses la empresa encuestadora Massive Caller era prácticamente desconocida por los tabasqueños y por la rapidez con la que hace sus sondeos, y que los ha puesto a disposición de los medios del estado, se ha convertido en una especie de referencia obligada para saber cómo van los candidatos a los diferentes cargos de elección popular. Sin embargo sus resultados son, cuando menos, engañosos. Las dudas sobre sus vaticinios se han empezado a hacer públicas  porque ahora se sabe que hace sus encuestas vía telefónica utilizando robots, es decir, una máquina que llama y recibe respuestas mediante las teclas del teléfono, en lugar de personas que se toman un tiempo en hacer la encuesta, por eso puede hacer estos ejercicios diariamente, aunque como es natural es dudoso su resultado porque puede contestarla desde un niño de diez años, alguien que no vota en Tabasco, un extranjero o una mascota bien entrenada y ni siquiera se ha dado a conocer quien sufraga los gastos de la consulta. El director de Massive Caller, Carlos Campos, reconoce la fragilidad de los ejercicios de sus sondeos cuando dice que: “por ejemplo, el mensaje del presidente Peña Nieto: qué opina la gente, cuánta gente lo vio, qué opina, le pareció bien, le pareció mal… Ese tipo de cosas, que es un insumo para la campaña, para su toma de decisiones, yo se las hago porque mi sistema permite hacer encuestas muy rápidas, una encuesta como esa la puedo tener en media hora”. De ahí, a definir resultados de la opinión pública sobre los candidatos va un mundo y por eso hay que ser muy cautos con los números de esta empresa y tomárselos como lo que son: un ejercicio muy frágil sobre el estado de la opinión pública. Más aún cuando informa la plataforma informativa “adn político” que “desde el ocho de septiembre de 2017 al a fecha, el Instituto Nacional Electoral (INE) detectó que de las 253 encuestas electorales realizadas, sólo 134 cumplían con los criterios solicitados para ser una fuente de información confiable. Estos son algunos aspectos que deben considerarse, para saber si una encuesta es confiable, según el INE: Saber quién realiza y paga la encuesta. De esta manera se puede evaluar la credibilidad del estudio, y detectar si existe algún tipo de conflictos de interés. Usualmente son los medios de comunicación, instituciones académicas, organizaciones civiles o incluso grupos políticos los que financian las encuestas. Conocer quién o quiénes publican la encuesta. Los resultados de las encuestas son difundidos principalmente por los medios de comunicación; de ahí que sea importante que los medios den a conocer toda la información relacionada con ellas. ¿Cuándo realizaron la encuesta? Que las preguntas hayan sido claras y no inducidas. Un elemento que da confiabilidad a las encuestas es el tipo de preguntas que son realizadas a los participantes. Los activos deben ser claros y no inducir a una respuesta específica. Conocer cómo se hizo la encuesta. El formato de la encuesta, refiere a la forma en que ésta fue realizada, es decir, si fue hecha de forma personal, vía telefónica o por internet. ¿Cuántas personas fueron encuestadas? Un elemento indispensable en las encuestas es el tamaño de la muestra, es decir cuántas personas fueron encuestadas. Para que un estudio estadístico de este tipo sea considerado confiable, se debe contar con una muestra de al menos mil personas encuestadas. Debe tener un margen de error menor a 5%. Otro aspecto a considerar es el saber qué tan certeros son los resultados obtenidos, comúnmente el análisis de la información debe ser un 95% confiable.

Por Antonio López de la Iglesia





DEJA UN COMENTARIO