OPINIÓN

Desconfían ciudadanos de transparencia electoral
29/03/2018

Mientras las campañas para el proceso federal, en que se eligen presidente, diputados y senadores inician este fin de mes, faltan prácticamente dos semanas para que inicien las campañas para la gubernatura, diputados locales y las alcaldías, el 14 de abril. Los días de spots llegaron para quedarse hasta tres días antes de la elección del primero de julio.

Terminan las intercampañas, pero a nivel local los partidos y los candidatos independientes tienen algunos días más para afinar sus estructuras. Tienen que ser al menos dos: una para la promoción del voto, otra, para vigilar que se respete.

A casi tres décadas de la fundación del entonces Instituto Federal Electoral (IFE) y casi dos desde la alternancia en el poder en la presidencia de la República, continúa siendo necesaria una estructura paralela o complementaria a la de la campaña para que cada uno de los aspirantes cuide su voto. Porque siempre si se sigue haciendo trampa.

Pese a lo detallado de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE), que se corrige y aumenta tras cada elección, los operadores, mapaches, chapulines y demás fauna electoral continúan especializándose para urdir trampas o aprovechar vacíos legales.

Entre votantes y urnas hay, a cada paso, una posibilidad de torcer la voluntad popular. Desde la fila en la casilla hasta el recuento de los votos, pasando por la cantidad de boletas y la calidad de tintas y lápices; operación carrusel, el muerto votante, las urnas embarazadas... las elecciones han sido un carnaval de ingenio mexicano dedicado a la transa.

Es por esto que los candidatos –algunos después de malas experiencias- han aprendido que necesitan cubrir el cien por ciento de las casillas con representantes electorales comprometidos, capaces de aguantar la extenuante jornada y además capacitados en qué hacer y a dónde acudir en caso de encontrarse con irregularidades. Todo un desafío.

Por otro lado, es necesario tener a punto el equipo y las estrategias para la promoción del voto. Como es popularmente conocido, para muchos en vez de ser la ocasión de recorrer las calles para escuchar a quienes aspiran a representar, se trata de la distribución masiva de recursos, el despilfarro de dinero en diversos medios para tratar de atraer a los indecisos. Ocasión para los negocios y la compra de votos.

En este campo de batalla, minado de intereses y fuegos cruzados, quedan en medio los ciudadanos. Aunque el desprestigio de los partidos y los políticos es grande, es necesario asumir que esta cultura de oportunismo y tranza es también responsabilidad de los miles de mexicanos que durante años se han prestado para que sea así y porque no decirlo, de los organismos electorales.

Los ciudadanos tienen que reflexionar, desde antes de que comience la guerra de spots y ofertas a cambio de votos, en el papel que van a jugar. Incluso quienes no tienen todavía definidas sus preferencias, deben saber que la responsabilidad de unas elecciones limpias recae en los ciudadanos, aunque no sean funcionarios de casilla o representantes de algún partido.

Cuando el ruido de las campañas se vuelva molesto, habrá que exigir a los candidatos que eleven el nivel del debate. El dinero de los ciudadanos no debe despilfarrarse, sino invertirse en la discusión de propuestas e ideas que respondan las cuestiones que importan a quienes tienen que elegir. Si las campañas y candidatos parecieran de baja calidad, los ciudadanos deben responder siendo más exigentes.

Primera parada

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Ricardo Castellanos, informó que los empresarios del sector, tienen planeado realizar el primer debate entre candidatos a la gubernatura el próximo 5 de junio. En tanto el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), tiene programado dos: el primero en mayo y el segundo en junio. Castellanos aseguró que la propuesta de ellos ya fue aprobada por el INE y que se busca la aprobación del organismo estatal electoral.

Segunda parada

Confusión a la hora de marcar la boleta el día de emitir el sufragio, y como consecuencia una gran cantidad de votos nulos, podría resultar el tipo de boletas electorales donde los partidos políticos aparecerán separados y no en conjunto como se encuentran integradas las alianzas "por Tabasco al Frente" y "Juntos Haremos Historia". Un coctel de nombres, logos, fórmulas, e incluso apodos, que no hará muy fácil la contabilidad de votos.

Parada especial

El Gobernador Arturo Núñez Jiménez, señaló que las distintas secretarías ya organizan la entrega recepción a nueve meses de la celebración del Cambio de Poderes. El objetivo –dijo el Gobernador-  es no dejar deudas, ni obras en proceso...





DEJA UN COMENTARIO