OPINIÓN

Dinero en elecciones, sismos y presión política
25/07/2018

¿Cuánto dinero se requiere para una elección dirigida por instituciones del Estado caracterizadas por actuar por una parte: apegadas a la legalidad; otras veces distantes, y otras más cercanas a las exigencias políticas del gobierno en turno. Como las formas de actuar que conocimos en esta elección del Instituto Nacional Electoral (INE), de mismo Tribunal Electoral Federal del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sumado a la un tanto tibia actuación de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade). Se incluyen las rendijas legales de la Ley electoral que al modo "de una puerta medio abierta", nunca termina de cerrarse y definir puntualmente los límites de los partidos políticos.

Apenas habían pasado tres días de la elección del 1 de julio, cuando la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) estableció una multa de 197 millones 46 mil 413 pesos contra el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), cuestionando el fideicomiso privado constituido para apoyar a damnificados del sismo del 19 de Septiembre del 2017. Se aclara que el proceso electoral federal inició el 8 de septiembre de 2017, y por lo tanto para esas fechas -en las que ocurrió el sismo-, Andrés Manuel López Obrador, era presidente nacional de Morena, los otros partidos ni siquiera trabajaban en la definición de candidatos, y el INE apenas iniciaba con las primeras actividades de organización de la elección.

Sin embargo, pese a que en el sexenio de Vicente Fox, se presentó un caso parecido de triangulación de 380 millones de pesos para la campaña presidencial, la Reforma electoral del 2014, no reglamentó el procedimiento en tiempos previos a las precampañas para los partidos y candidatos. Aunque en esta ocasión (2018) se hace mención a la promesa de entregar recursos ante la impredecible naturaleza, sus efectos en la población y la respuesta de los partidos, ante el cuestionamiento ciudadano por las altísima cantidad de recursos que recibirían como prerrogativa para las campañas. Recuerden que la gente exigió usar el dinero electoral para la reconstrucción luego de desastre.

Dilema que cada uno de los partidos enfrentó prometiendo la donación de sus prerrogativas. Por ejemplo; recientemente (27 de Julio 18) Animal Político informó que en relación a la promesa del 2017, se supone que Morena, donó 130 millones de pesos (mdp); el Partido Revolucionario Institucional (PRI) 258 mdp; Acción Nacional (PAN) 195 mdp; el Verde Ecologista (PVEM), 10 mdp; Movimiento Ciudadano (MC), 50 mdp; y Encuentro Social (PES), 10 mdp. Cantidades correspondiente a una promesa que se supone que cada partido cumplió en su momento y que el mismo presidente del INE, Lorenzo Córdova, avaló como "posibles" para ayudar a damnificados (Heraldo de México, 21 de septiembre de 2017). Y ya para el 10 de octubre de 2017, Milenio, dio cuenta que el mismo INE devolvió 118.5 mdp, de su presupuesto para ayuda a los afectados.  

Aunque para ser francos existen dudas sobre la veracidad de las cantidades que efectivamente donaron los partidos para apoyar a los damnificados, en tanto la danza de promesas y de dinero se fueron diluyendo en la medida que se anunció la atención a las familias.  Pero que a diez meses del sismo SPD Noticias, informó este sábado 21 de Julio, que más de 500 familias que perdieron sus viviendas, viven en carpas sobre las calles de la Ciudad de México, esperando que lleguen los recursos para la reconstrucción.

Finalmente queda en el aire las actuaciones del INE y el TEPJF durante el proceso, así como ajustes pendientes de la ley.





DEJA UN COMENTARIO