OPINIÓN

¿Discriminación por vivir con VIH?
25/04/2018

El primer impacto de los comentarios hirientes que recibió fue impotencia. Carlos "N" expresa que nada pudo hacer. A sus 23 años, y sin la experiencia para defenderse de alguien que buscaba quitarle su trabajo, optó mejor por retirarse del centro laboral, para dejar atrás la discriminación que por varias semanas vivió en carne propia.

El joven no recuerda quién pudo contagiarlo. Reconoce que tuvo relaciones de forma irresponsable. "Me ganó el machismo", señala con una mirada firme, mientras sus dedos hacen un ruido sin ritmo en una pequeña mesa de madera.

Comenta que en junio de 2016 se hizo la prueba, ¿la razón?, dudas respecto a su sexualidad, y desafortunadamente salió VIH positivo, el cual controla con un "cocktel" de medicamentos para llevar una mejor calidad de vida.

Aunque el peor problema que vivió fue cuando entró a laborar a una empresa de zapatos como encargado de bodega en el septiembre de 2017, al recibir el rechazo de su jefe.

"Todo iba normal hasta que el doctor del IMSS me aconsejó que le comentara a mi superior sobre mi enfermedad para que me dejara salir por mis citas, aparentemente iba bien, pero el encargado se lo dijo al supervisor, y fue éste quien empezó a discriminarme".

"Fue muy agresivo verbalmente, me dio más trabajo, todo con el fin de cansarme, y el 14 de febrero de manera directa me preguntó si tenía VIH, le respondí que sí, aunque le aclaré que como parte de mis derechos estaba guardar mi anonimato".

Le dijeron que por la saliva podía contagiar a sus compañeros, y fue cuando lo bajó de puesto, y más adelante le pidió la renuncia.

Hoy su caso está en las instancias correspondientes, pero además en manos de la sociedad civil "Centro Comunitario para la Inclusión A.C.", donde atienden casos con VIH, entre otros.

Armando Cornelio, presidente de la organización, indica que en el año se presentan entre cinco o seis asuntos, "pero esta es la primera vez que una persona va y demanda exigiendo sus derechos laborales por discriminación, y empieza un proceso, y nosotros lo vamos a ayudar", sostiene.

"Se presentó igual una queja ante Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conaprep), y ellos tienen que validar este hecho, pero también hay 40 organizaciones que respaldan la queja".

Armando apunta que buscan crear conciencia de que no guarden silencio, "estamos conscientes que existen otras personas en centros laborales que tienen miedo de quedarse sin empleo, sin saber qué hacer, a dónde acudir, o quién puede ayudarlos con alguna asesoría por tener VIH.

"La sociedad tiene que estar preparada, de ahí que Conaprep debe implementar las políticas, y por supuesto recomendaciones a la empresa para garantizar el derecho de estas personas".

Un dato es que en México la población enferma de SIDA ocupa el séptimo puesto de los grupos más discriminados, por abajo de personas indígenas, gays, de piel morena, pobres, adultas mayores y de las personas con lengua o idioma distinto. El miedo que les tienen y falta de conocimiento provoca que incluso se les llegue a negar servicio médico o la posibilidad de trabajar.

PARÉNTESIS

MULTAS que podrían alcanzar los 39 millones de pesos o la clausura tendrán que enfrentar las gasolineras que no exhiban sus precios a partir del 7 de mayo próximo, aseguró Ricardo Calderón Priego, secretario regional de los gasolineros adheridos al Grupo G500. Aunque lo que se busca es que ya no sigan subiendo.

puntossuspensivos1703@gmail.com





DEJA UN COMENTARIO