OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

El cierre del cuarto trimestre
17/09/2020

El "viva la esperanza en el porvenir" es el simbolismo más claro de que el mandatario nacional le llama de frente a su pueblo, a sus adeptos, a sus fieles y seguidores, los arenga, los sigue motivando con expectativas de una vida mejor, de un México más justo e igualitario, en paz, próspero, desarrollado, de oportunidades, con espacios educativos para todos, con atención hospitalaria y de medicamentos a raudales, con bienestar colectivo.

Y es que a dos años de distancia de su ascenso al poder, "la fácil tarea de gobernar" se ha encontrado con aspectos adversos (estrepitosa caída de precios en petrolíferos, violencia extendida y sin freno, geopolítica compleja y sobre todo la mortal e interminable pandemia por COVID-19) que no han dejado tener la cancha plena para el lucimiento y despliegue de las destrezas político-gubernamentales de la 4ta; también debe resaltarse que varios de los acompañantes de Presidente, se han dedicado a ser marionetas de la inercia y grises testigos del pasar del tiempo, han mostrado pues, su nulo talento, olfato y perfil para la función pública, es por ello que en la silla principal de Palacio Nacional se tiene que prever, planear, impulsar, ejecutar, supervisar y cacarear todo.

A la 4ta le favorece que llego catapultada por un histórico apoyo popular, que el hartazgo por las fechorías sin recato de los gobiernos anteriores es una "deuda de sangre" que millones de ciudadanos quieren cobrarse, que tienen en su líder a un hombre, que como nadie conoce cada rincón de este multicultural país, que como nunca un régimen convive en la arena política con una oposición disminuida, confundida y con un alto índice de repudio popular, y mejor aún (para sus intereses electorales), que aunque alguna raya del tigre esta difusa, continua la luna de miel del tepetiteco con un amplio sector ciudadano.

En contra, la 4T tiene el lógico agotamiento de la agenda polemista, ya que el tema de la cooperación de Lozoya, el juicio a expresidentes y la recuperación de bienes para devolverlas al pueblo tiene una certera vigencia: los resultados y determinaciones legales definitivos. Porque de lo contrario, se caería en el uso de esos temas como un estribillo o muletilla para justificar los claroscuros de un plan de gobierno o como parte de una oferta político-electoral, que por exceso de uso perdería impacto y hasta seriedad.

También debe decirse que la poca experiencia de muchos que llegaron a un puesto de elección, léase que por ejemplo aquí en la entidad, ¡claro que les pegará el haber "renunciado" a dos alcaldes y todo su cabildo¡, por lo que se presume es, poca transparencia en el manejo de dineros y nula capacidad para gobernar, también en ese costal entran legisladores, funcionarios federales, estatales y municipales de primer nivel, y por ende, la madre de todos los diques, el no contar con la figura de AMLO en las próximas boletas electorales, algo que deberá impactar en algo el acopio de votos para la causa.

Como detentador de la agenda y el control político -no le queda de otra- AMLO entrara al cierre del cuarto trimestre del año con la "carga" de zanjar varios temas importantes, primeramente, un mejor control de la pandemia, esperando que un potencial rebrote no nos orille a parar todo de nuevo, algo que sería catastrófico para la de por si agonizante economía; en segundo lugar debe estar el finiquitar el asunto del avión presidencial, ya que aunque la rifa salió con éxito, el problema persiste al tener aun la deuda y en el hangar, el "mastrote faraónico", un capricho de antaño que ha resultado muy costoso para el erario público, y tercero, alejarse de cálculos y administración de los tiempos y los temas, sobre todo el relacionado con la posibilidad de llevar a la barandilla a los expresidentes, ya que es urgente que como muestra de erradicación de la impunidad, se lleve a juicio  quienes por su actuar hayan transgredido la ley, los procesos y mecanismos establecidos y por ello hayan dado vida a uno o varios delitos, ello sin miramientos y sin depender de la abultada voluntad ciudadana. Ya veremos en que orden y con qué peso e importancia las va resolviendo...

Zarpazo. En el PRI choco ya se tiene un borrador de los cuadros que irían a las boletas del 21; ¿habrá sorpresas?




DEJA UN COMENTARIO