OPINIÓN

NOTA BENE

El crecimiento de Meade, la excursión y la incursión
13/09/2017

El secretario Meade, dueño y señor de las finanzas y la hacienda de México, ha anunciado un crecimiento del 3 por ciento en el PIB para el año que viene. En tiempos de crisis profunda y desesperanza mundial tan buena noticia no puede tener otro objetivo que ir creando el caldo de cultivo necesario como para levantar el dedo, porque confirma que es Meade el que será el candidato priista a la Presidencia de la República. Una vez más Andrés Manuel López Obrador acertó en sus pronósticos. Será Meade con el que tendrá que enfrentarse. Todo así lo indica y esto tiene muchas lecturas y análisis. José Antonio Meade, solo o en compañía, ha trazado un plan en el que nos anuncia el repunte de nuestra economía para el 2018, que es año electoral. Como se sabe el secretario de Hacienda tiene un perfil más bien de Tercera Vía. No es priista cien por ciento, también coqueteo con el panismo al servir a Felipe Calderón y tiene amigos entre los poderes económicos de México y para rizar el rizo fue secretario de Desarrollo Social por lo que conoce a la perfección el tejido popular de nuestro país. Se nota que le han ido preparando y que esto se sabía desde hace ya mucho tiempo. El asunto es que no se explica muy bien esta previsión de crecimiento cuando el actual gobierno federal ha logrado aguantar la recesión a cambio de liquidez que se ha obtenido en los mercados internacionales, contrayendo deuda, que habrá que pagar en el sexenio que viene. Es de suponer que las autoridades financieras, que también tienen sede en Washington, nos concedan un plazo mayor para entramparnos. Parece que únicamente hay algo que produzca mayor desasosiego que contraer deudas: pagarlas. Y está claro que tenemos que hacerles frente porque no nos permiten darles la espalda. Sería preferible deber dinero toda la vida que tener que pagarlo a plazos, pero no hay otra salida en esta callejuela. Le deseamos suerte en su excursión, o incursión, en el plano electoral al sufrido don José Antonio. Un proverbio de no sé qué país europeo dice que el que quiere engañar a un campesino deberá llevar a otro campesino en su compañía y él es de una sola pieza.






DEJA UN COMENTARIO