OPINIÓN

El discurso de Peña, su "valentía", o la estrategia a favor del PRI
09/04/2018

Las declaraciones de Donald Trump de militarizar la frontera de Estados Unidos con México hasta que se construya el muro dio la vuelta al mundo. Fue tanta la presión de aquel tuit, que de inmediato obligó a despertar al canciller mexicano, Luis Videgaray, y a sus asesores para redactar un comunicado y ser leído por Enrique Peña Nieto en cadena nacional.

Los candidatos que se mantenían en plena campaña no dudaron un instante –igual asesorados- en dar esa palmada al mandatario federal, y apoyar el discurso.

Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala, José Antonio Meade y Ricardo Anaya, coincidieron en que se debe respetar la soberanía de México, y de tal manera se dio el apoyo por parte de los mandatarios de cada estado.

Además, el pueblo mexicano reaccionó con enojo, y por un momento olvidó los colores partidistas, apuntando todas las baterías en contra del gobierno estadounidense, sobre todo a través de las redes.

Aunque algunos analistas indicaron que el mensaje de Peña Nieto había sido ignorado, del otro lado, tal vez quienes le hablan al oído a Trump, entendieron que esa acción traspasó el límite. Nunca imaginaron que los mexicanos reaccionarían de esa manera, en unidad y con fortaleza para enfrentar a cualquier ejército extranjero.

Sin embargo, la otra cara del espejo dio otro análisis, el anuncio de la " militarización" vino a darle un pequeño respiro al mismo PRI, porque es el partido que llevó a la presidencia a Peña, y en torno a ese personaje la emoción de patriotas estuvo con él para que el candidato tricolor ganara algunos puntos en el mes de abril.

Algunos plantean que fue un plan con maña, donde varios cayeron, porque la defensa a México se hizo demasiado tarde, y precisamente en tiempos electorales, donde las portadas de los diarios nacionales tomaron como nota principal el ese mensaje.

El silencio de Trump dejó mucho qué desear, sobre todo de un personaje acostumbrado al debate de los golpes bajos, y quien no se queda callado, al contrario, ese tipo de comunicación sabe que le hace bien para su reelección, la cual construye en base a lo mediático.

¿Sería acaso un favor el que le hizo el presidente de EU al de México?, porque no se puede olvidar de un plumazo toda la mala administración que se ha vivido, sobre todo en el tema de la inseguridad, donde se han perdido miles de vidas inocentes; además otro tema es el desempleo, el alza a la gasolina y los productos básicos, lo que un pueblo es difícil que pueda perdonar.

El distractor, donde se ve a un mandatario valiente, quedó rezagado, después de aquellas palabras, los mexicanos volvieron a su realidad, a su propio muro, el de la desigualdad, el hambre, y las pocas oportunidades para salir adelante.

La estrategia fue buena, pero como mala fortuna, son pocos quienes creen en las palabras de un Presidente desgastado que, incluso, va de salida.

PARÉNTESIS

NOS DICEN que Fernando Mayans anduvo en Campeche, y asistió para atestiguar los registros de candidatos de Morena para la elección local, al evento igual asistió el candidato al Senado por esa entidad, Aníbal Ostoa.





DEJA UN COMENTARIO