OPINIÓN

El IEPCT, los debates y la apatía
08/05/2018

El ambiente político está caldeado y, por desgracia, la prudencia y el respeto se han vuelto valores escasos. En un país plenamente democrático, la posibilidad de voto cruzado, así como la diversidad de opciones políticas es la norma. Acostumbrados a este hecho, los ciudadanos deberían enfocarse en criticar propuestas, lejos de descalificar al otro simplemente porque sus preferencias políticas son distintas. Pero en esto deben contribuir lpideres y candidatos.

La polarización, azuzada desde los propios partidos políticos en una guerra sucia que no es novedad para los mexicanos, motiva a muchos a arrojarse a las redes de internet a insultar a los otros. Muy pocos son los que se toman el tiempo de responder con argumentos, son más fáciles los insultos.

Mientras hay un hervidero de reacciones transcurriendo por los medios, la participación en un diálogo de calidad disminuye y la democracia se empobrece. El escándalo de los sordos que discuten a gritos continúa sobre el telón de fondo del silencio del resto. Muchos, siempre que pueden, eluden cualquier tema electoral.

Esta baja participación tiene un indicador muy claro en la elección local. A pesar de la convocatoria del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) para que los ciudadanos propusieran en Facebook preguntas a los candidatos al gobierno del estado, apenas 23 personas participaron. Y la mayoría no fueron preguntas, sino solicitudes para que el tiempo de los debates sea mayor.

Por una parte, quienes están interesados en el debate piden que los candidatos dispongan de más tiempo para discutir. Por otra, no hay muchas preguntas que los ciudadanos hayan propuesto. A pesar de que el interés es alto, la participación es escasa.

Puede leerse como apatía por parte de los tabasqueños, y también, como un fracaso del IEPCT, que no tuvo una estrategia de difusión del IEPCT adecuada para motivar a los ciudadanos a participar en la encuesta para definir preguntas. Se puede señalar que no hubo una dinámica de promoción suficiente, que se limitó a Internet en vez de salir al encuentro de los ciudadanos para involucrarlos. No todos los ciudadanos están pegados al celular o la computadora.

Además de las inquietudes de los ciudadanos en lo particular, sería importante también poder hacer un sondeo entre organizaciones sociales, especialmente las que trabajan temas como los que se incluyen en los debates. Para este primer ejercicio entre los candidatos, que se llevará a cabo el domingo, queda muy poco tiempo. Pero es posible realizar un nuevo esfuerzo por involucrar a la ciudadanía en el debate del 8 de junio.

Debe preocuparle al IEPCT estar fracasando en sus esfuerzos para motivar la participación ciudadana. Pero más debe preocuparle a la ciudadanía que los electores se muestren tan apáticos cuando, gracias a la tecnología, es posible participar de maneras más sencillas y directas. Aunque, insisto, no todos tienen acceso ni costumbre al uso productivo.

Cuando hay tantas voces acusándose mutuamente de incitar la violencia, de generar miedo para inhibir el voto, es necesario que la ciudadanía alce la voz y se haga presente con exigencias puntuales sobre qué y cómo deben responder los candidatos. Este tipo de ejercicios no deben menospreciarse porque son más constructivos.

La política se entiende, a últimas fechas, como el arte de hacer quedar mal al otro, de "ganar" una discusión. Sin embargo, bien entendida la política es sinónimo de diplomacia, de guardar silencio para escuchar al otro y entender en qué radican sus diferencias con la propia postura, no para tratar de convencerlo de lo contrario, sino para encontrar puntos de acuerdo. A escuchar también se aprende.

PRIMERA PARADA

Contundentes fueron las empresas Televisa y Canal Once al dar por terminados sus contratos con Ricardo Alemán quien en el espacio público emitió comentarios que fueron interpretados como incitación al crimen en contra de Andrés Manuel López Obrador. El despedido argumenta que se equivocó y no fue su intención, mientras que un poco conocido actor respaldó  la insinuación de Alemán. Muchas horas de silencio en el INE y en el Trife. ¿Hubo o no promoción de la violencia?

SEGUNDA PARADA

Es momento de llamar a la mesura, a la tranquilidad, no sólo a los candidatos y partidos, sino también a quienes tienen un liderazgo de opinión. No me refiero sólo a los comunicadores, sino sobre todo a los jefes de organizaciones sociales y empresariales. No hay que contribuir a enrarecer más el ambiente social mexicano ya de por sí afectado por la acción de los delincuentes. Hay que conservarla democracia.

PARADA ESPECIAL

Concluyó la Feria Anual de los tabasqueños. Podemos decir que el saldo fue positivo. Transcurrió en paz y fue oportunidad para la convivencia. Es el verdadero espíritu del festejo choco. Así debemos mantenernos: produciendo y celebrando la vida.





DEJA UN COMENTARIO