OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

El Jaguar
12/09/2018

Eso también cuenta, y cuenta mucho; nos referimos a esa fresca forma de conducirse, de comunicar y de exponer lo que se está haciendo y lo que se pretende hacer, a esa "livianes" con que se expresa, sin palabras rebuscadas, sin desprenderse de su cotidiana personalidad, y sin alejarse del guion y proyectos que el próximo líder de la nación ha cincelado ya a lo largo de estos casi 45 días poselectorales y de gobierno de facto.

Muchos albergan dudas (lógicas) de cómo será el desempeño de los noveles representantes que llegaron al escaño por el efecto demoledor de AMLO: que si los trabajos legislativos requieren de sapiencia jurídica, que si ya no habrán muchos y carísimos asesores, que si habrá más trabajo y menos sueldo y cero privilegios, que si cuánto durará la luna de miel entre elector y vencedores, y una pila larguísima de cuestionantes, aseveraciones, presagios y conclusiones son las que a diario se escuchan entre la comentocracia política.

Lo cierto es que doña Beatriz Milland ha ido demostrando que ni se alebresta, ni se desespera para cumplir con la laboriosa encomienda de conducir los destinos de la nueva legislatura local, y es que la oriunda de Paraíso ha logrado de forma tersa y jovial sacar los primeros acuerdos para que se repartieran sin sobresaltos las direcciones y comisiones para el buen gobierno de la cámara de diputados del estado de Tabasco, y además no ha titubeado no cedido ni un ápice en cincelar en la conducta de todos sus compañeros legisladores eso de la austeridad (esperemos que no sea mocha a como por ahora ya se ha anunciado en la Cámara de Diputados Federal que solo verán reducción de 128,230 a 91,507, y eso sí final al seguro de vida, gastos médicos mayores y fondo de ahorro entre otros ), por lo que con voz dulce pero firme informa a la ciudadanía que la disminución de dietas y gastos superfluos va en serio, aunque algunos (hasta morenos) no estén de acuerdo.

Bien hace la líder de junta de coordinación política en "robalear" ante la insistencia de los que ya le urgen y fustigan en el sentido de que muestre sus cartas (e intenciones) a futuro en lo que concierne a su novel carrera política, para mejor centrarse en hacerla apegada a como lo concebía el desaparecido ex presidente Chileno Salvador Allende que decía que "la política es hacer medicina social para atender los grandes problemas de nuestro país".

Zarpazos.

 A Robles le espera un Rosario de indagaciones; ¿habrá impunidad o volverá a recibir el escarnio público por la "ahumada que se dio hace años", y ahora si el seguimiento judicial?

Que alguien le explique a Batres que lo que denomina como "Tupperschallenge" es la regla y no la excepción en millones de trabajadores mexicanos; no es necesario que presuma la austeridad en su gestión como senador, que se ciña a cumplir nomas y deje de andarlo pregonando.

El saqueo y auge del "huachicol de cuello blanco" no habría sido posible sin la total participación de funcionarios de PEMEX; la revista Rolling Stone cimbra la estructura jerárquica de "trajeaditos" en la empresa productiva, una tarea más para Jodi.

Las fosas clandestinas de Veracruz son un grosero punzante a un país herido y sangrante; no regateemos en clamar ánimo, consuelo y fortaleza para los miles que a diario anhelan encontrar a un familiar desaparecido.





DEJA UN COMENTARIO