OPINIÓN

El orgullo LGBTTTI, discriminación y tabú
03/07/2019

¿Por qué vestirse de mil colores para celebrar la diversidad sexual? Es un tema delicado, lo sabemos, pero ¿hasta dónde el orgullo LGBTTTI?

Lo real es que debe existir la igualdad y la inclusión, sobre todo en esta sociedad que se hace llamar moderna.

No se puede descartar que es necesario y urgente continuar con la defensa de los derechos de la comunidad LGBTTTI pero, sobre todo, luchar en contra de la discriminación, aunque no es exclusiva de estos grupos.

Hay un mapa del mundo que se divide básicamente en dos colores. Uno impregna 70 países, donde ser gay o lesbiana es ilegal, incluso letal. Otro tiñe las 123 naciones donde mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo no está castigado.

En el informe Homofobia de Estado 2019 de la Asociación Internacional de Gais, Lesbianas, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA), se han borrado del atlas de la infamia India, Trinidad y Tobago y Angola desde la última revisión, de 2017. Se han sumado al matrimonio igualitario Australia, Malta, Alemania y Austria, siendo ya 26 los países en el podio de la equiparación de derechos.

En México, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) en su última encuesta (ENADIS 2010) en la que seis de cada diez personas encuestadas preferiría no vivir con una persona LGBT; en tanto, el 50 por ciento de personas LGBT reportan haber sido discriminadas en algún momento de su vida, mientras que un porcentaje muy amplio de esta comunidad continúa excluido del acceso a la seguridad social cuando viven en relaciones de pareja estables y sin ningún vínculo legal.

A estos datos se suma lo que ha venido aportando la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH) desde 1998, cuando informó que, en el periodo 1995-1998, habían perdido la vida de manera violenta 164 personas homosexuales en México debido a su orientación sexual.

Una de las denuncias de esta Comisión fue que el 99 por ciento de ese tipo de asesinatos quedan impunes, pues los ejecutores tienen la certeza de que no serán atrapados.

El activismo de disidencia sexual en la ciudad de México ha logrado grandes avances sociales y políticos: la última marcha que se llevó a cabo hace unos días rebasó las 170 mil personas, considerándose la más grande del mundo, sobre todo sin represión.

La primera Marcha del Orgullo en México se realizó en junio de 1978, ocho años después de que se realizó la primera en Nueva York y Los Angeles, en EEUU, motivada por los disturbios de Stonewall en junio de 1969, una redada policial a dicho lugar frecuentado por la comunidad gay.

Lo que no se puede permitir es que continúen los asesinatos por "odio", y quizás desde el mismo congreso de la Unión se legislen leyes a favor de la no discriminación.

Pero, ¿quién se atreve a quitar de una vez por la insignia de no mofarse de estos temas? El tabú sigue vigente.

PARÉNTESIS

El dirigente estatal de Morena, César Francisco Burelo Burelo, confió en que 'bajo ninguna circunstancia' sea amedrentada la Guardia Nacional en Tabasco, esto tras la quema de vehículos y la manta que apareció en la carretera Villahermosa-Teapa. Como se sabe, el despliegue de la nueva corporación creada por el presidente López Obrador inició el primero de julio y busca reforzar el combate y la prevención del delito. (kundera_w@hotmail.com)





DEJA UN COMENTARIO