¿El OSF cumple realmente su labor de fiscalización?

El propio coordinador cameral del PVEM

Qué curioso. En fast track, las cuentas públicas 2020 de los 17 municipios saltaron la aduana del Congreso del Estado y sin más pasaron la prueba en comisiones y este martes bajaron al pleno legislativo; todas, sin observación alguna, avaladas por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Tabasco.

El propio coordinador cameral del PVEM, Miguel Vélez Mier y Concha –experto conocedor del tema (ya es por segunda vez legislador local) –  lamentó el hecho de que hoy los diputados estén "maniatados" al extremo de que no obstante las presuntas irregularidades en municipios como Jalapa y Macuspana las cuentas públicas hayan sido aprobadas con tanta facilidad.

El diputado pevemista declaró que en su momento como partido denunciaron las irregularidades en municipios como Jalapa y Macuspana, (hechos) que no se vieron reflejados en los dictámenes de las cuentas públicas dejando a los diputados maniatados en la revisión de las cuentas, pues "dichos dictámenes no traían ni siquiera la opinión del auditor".

Miguel Vélez fue más allá al afirmar que es necesario considerar el cambio del titular del OSF "cuyo trabajo ya no es confiable".

Pero, ¿quién es el titular del Órgano Superior de Fiscalización?

Es ni más ni menos que el todo poderoso fiscal Alejandro Álvarez González, quien el 12 de diciembre de 2017 tomó protesta del cargo por un extenso período de siete años. Es decir del 1 de enero de 2018 al 31 de diciembre de 2024.

Y el OSF según se sabe, se ha convertido en el auténtico órgano con facultades plenipotenciarias (extraordinarias, diría Juan Pueblo) para determinar todo lo concerniente en la revisión de las cuentas públicas: son los auditores de ese organismo quienes revisan, checan, supervisan, esculcan y elaboran un informe "técnico" que integran a un informe de "resultados" que, dicho sea de paso, ya lleva implícito la orientación o el sentido inducido de las cuentas públicas. Ante esa situación, poco pueden hacer los legisladores quienes verbi gracia, cómo podrían reprobar lo que en los expedientes elaborados por el OSF están reportando como "todo bien".

Un ejemplo: Cárdenas, uno de los municipios con mayor presupuesto público, después de Centro, no tuvo absolutamente ninguna observación por parte del órgano fiscalizador en la revisión de la cuenta 2020. ¿Todo fue pulcritud en el uso y destino de los fondos municipales?, es pregunta que queda en el aire.

Por eso no es extraño el grito a tiempo que lanza el representante parlamentario del PVEM ante el Congreso del Estado en torno al comportamiento del Órgano Superior de Fiscalización.

Hay historias que se cuentan –y que pronto podrían saltar a la opinión pública— de la manera en que se conducen quienes forman parte de órgano fiscalizador en el contexto de la revisión de las cuentas públicas municipales.

Pero es tema para otra ocasión.

Entrelíneas.....

Por otro lado, las cuentas públicas de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de 2020 al ser aprobadas por unanimidad muestran la transparencia en el manejo presupuestal en esas instituciones. El caso del Ejecutivo, es claro que el hoy secretario de Gobernación Adán Augusto López Hernández en su oportunidad logró mantener un escrupuloso cuidado en el uso de los fondos presupuestales y ahí está la mejor prueba. ****Por cierto que mal se vio ese diputado que en actitud revanchista reprobó la cuenta pública de Tenosique, cuando es de todos conocido que lo hizo por aquel pleito personal  generado por un incidente ocurrido en la Quinta Grijalva cuando su papá era gobernador y el hoy ex alcalde de Tenosique, Raúl Gutiérrez Cortés fue presidente por primera vez. ( altar_mayor@yahoo.com.mx)