OPINIÓN

El testigo “Emilio L”, Peña Nieto y Videgaray
13/08/2020

El caso de la constructora Odebrecht es un ejemplo del poder que tienen algunas empresas para corromper a funcionarios públicos del más alto nivel. Un modus operandi del cual los empresarios brasileños se han convertido en el más vergonzoso modelo. 

Desde que empezaron a salir a la luz los sobornos y demás pagos que esta empresa realizó en doce países de la región, la justicia llevó a la silla de los acusados y a la cárcel a políticos reconocidos. El proceso incluye hechos trágicos como el suicidio de un ex presidente de Perú para evitar ser juzgado por sus vínculos con la empresa brasileña.

En México, a pesar de que se denunció la presencia de la empresa con jugosos contratos, el asunto solo llegó a la inhabilitación de la empresa para poder trabajar en nuestro país. México fue el único país donde las relaciones de la empresa con funcionarios no habían tenido repercusiones…hasta ahora.

Tarde pero seguro, el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, fue puesto bajo investigación por la fiscalía mexicana una vez que llegó el presidente Andrés Manuel López Obrador a Palacio Nacional.

Al ex director de la petrolera mexicana se le acusa de presuntas operaciones de lavado de dinero, ligadas a sobornos que recibió de las empresas Odebrecht, y en al pago en exceso en el proceso de compra de Altos Hornos de México.

Después de su detención en España negoció su retorno a México en calidad de testigo protegido, con el compromiso a entregar al gobierno mexicano información relacionada con los recursos entregadas por la constructora brasileña en el sexenio pasado, y en la que él fungió de intermediario.

Así fue como el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, difundió esta semana que Lozoya Austin ha declarado que la empresa Odebrecht contribuyó a la campaña presidencial del PRI con 100 millones de pesos, que fueron entregados a diversos operadores políticos del tricolor.

No sólo fue eso. El testigo “Emilio L”, como lo llamó el Fiscal, también señaló que la empresa aportó 320 millones de pesos para ser entregados a cinco senadores y un diputado para asegurarse que la reforma energética y la electoral pasaran por el voto aprobatorio del Congreso de la Unión. Una operación que todavía tiene mucho por escarbar.

Las redes de corrupción de Odebrecht llegan al ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, y al  ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, partidos políticos y legisladores. Mismos que deberán ser llamados declarar para deslindar responsabilidades.

El asunto llevará un tiempo, y es de pronóstico reservado. Con esto el gobierno de la cuarta transformación sienta un precedente importante en la que ratifica que ningún acto de corrupción será tolerado durante el actual gobierno, “aunque sea de mi familia”, ha dicho el Presidente en su momento.

Queda todavía el asunto de la compra de Altos Hornos de México, chatarra por la que se pagaron 200 millones de pesos más de lo que costaba y a la que todavía se le tiene que invertir para su rehabilitación y posterior funcionamiento…como parte de otro negocio.

El beneficiario de la compra ha dicho que está dispuesto a regresar los 200 millones pagados en exceso. Sin embargo, quedará saber qué pasará con la factoría que parece disfuncional y que no dejará de ser un golpe al erario. Pero en la dirección de Pemex hay instrucciones de poner todo en orden; otra tarea en la limpieza de la estructura heredada por Lozoya, Peña, Calderón y hasta Fox.  

PRIMERA PARADA

El supervisor de zona de la Secretaría de Educación de Tabasco (Setab), Juan Jacinto Bautista, dijo que maestros y directores vigilarán que no se condicione la inscripción o entrega de documentos oficiales al pago de cuotas escolares, pues ningún padre de familia está obligado a ello. Sin embargo, explicó que asociaciones de padres de familia en cada escuela pueden llegar a un acuerdo de definir un monto voluntario para atender necesidades de mantenimiento o limpieza mientras las clases deben continuar a distancia, pero queda en los padres de familia la decisión de hacer la aportación o no.

SEGUNDA PARADA

El gobierno de Rusia anunció que la primera tanda de su vacuna contra el COVID-19 estará lista dentro de dos semanas para inmunizar a médicos, y rechazó como "infundadas" las advertencias sobre la seguridad de expertos en salud por la rápida aprobación del fármaco. Mientras ayer se dio la otra gran noticia: la Fundación Slim y AstraZeneca firmaron un acuerdo para producir una vacuna que estará disponible para el primer semestre del 2021.

TERCERA PARADA

Si en todo su sexenio Felipe Calderón no se dio cuenta de “las transas” de su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, con el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, “puede estar tranquilo y no enojarse conmigo”, sugirió el presidente López Obrador a su opositor político. Al responder a los señalamientos de Calderón Hinojosa por cuestionarle el hecho de haber saludado a la madre del Chapo Guzmán y dejar en libertad a Ovidio Guzmán, nieto de ésta, el titular del Ejecutivo federal recomendó a su antecesor revelar todo lo que sabe de su ex colaborador ante la justicia de Estados Unidos. Mucho por ver, todavía.




DEJA UN COMENTARIO