OPINIÓN

En espera de un mejor transporte urbano
18/08/2018

EL TRANSPORTE URBANO.- Resignados están los villahermosinos en relación al disminuido servicio de transporte urbano Transbús y Transmetropolitano,  aunque mantienen la esperanza que a partir del mes de enero del año entrante se reestablezca el servicio en su totalidad, y que además se habiliten nueva rutas. Comentario que hago luego de intercambiar puntos de vista con usuarios en esos largos minutos de espera en las terminales y durante el uso de unidades con sobrecupo y cada vez más deterioradas.

LA MARCA CUENTA.- De acuerdo a las observaciones ciudadanas, los autobuses de la marca Dina fallan menos y lucen más conservados que los que se usan actualmente. La diferencia pudiera estar en las facilidades para su mantenimiento, es decir que la disposición, abastecimiento y el precio de las refacciones influye en la reparación y el rodamiento a tiempo de los vehículos. Evidentemente la marca Dina (Diésel Nacional) es más accesible y a menor costo en refacciones que las marcas europeas. Eso dice la gente. E incluso, revisando el portal de la empresa Dina, nos dimos cuenta que promociona el modelo BRIGHTER como el primer autobús fabricado en México, con capacidad de 160 pasajeros, desarrollado en forma conjunta con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Para revisarlo.

ESPERAN PROYECTO.- La ciudad espera un restablecido transporte público económico y eficiente que tiene que ver con la comodidad y suficiencia de unidades. Sin embargo, no hay que perder de vista la necesidad de un sistema de rutas que traslade y acerque más a la gente a sus destinos de viaje. En un ejercicio simple comento que no hay ruta de la central de autobuses de Casa Blanca a los hospitales del Niño, de la Mujer, Juan Graham, ISSET, ISSSTE. Déficit de rutas que causa mayores gastos y atrasos a familiares de pacientes hospitalizados que se ven en la necesidad de pagar servicio de taxis. Pero vean: de las centrales de autobuses al centro de la ciudad y zonas recreativas no hay servicio de combis, centrándose del mercado por la avenida Constitución y Centro; pero de la central, ADO y Cardesa hacia el centro no hay. Otra vez la gente toma taxis o camina por una sobre transitadas e inseguras calles de la zona.

EL DILEMA DE LOS CORPORATIVOS y las uniones independientes.- Pudiera ser que el debate que viene en materia de la organización del transporte público obligará a las próximas autoridades a revisar la más reciente Ley en la materia. Tendría que darse el tiempo necesario para analizar y definir objetivamente el modelo de organización que más conviene financieramente a los socios, en tanto el gobierno pudiera plantearse mantener un carácter normativo y de apoyo técnico en aras de evitar los colapsos y las deficiencias conocidas en el servicio, sin arriesgar presupuesto público en un negocio que controla a medias y en recurrente crisis. Pero de que viene la revisión del modelo del Transbús y Transmetropolitano no hay duda.

CALIDAD, TURISMO Y DESARROLLO.- Un moderno transporte público blindado en seguridad desde el diseño de sus rutas, las paradas con techos e iluminadas por las noches es el sueño capital de habitantes de la ciudad. Ciertamente la ciudad hay que mejorarla para hacerla más atractiva al turismo, pero también hay que crear condiciones permanentes para la gente que vive aquí. Obviamente es una tarea compleja, no es nada sencilla. Pero que hace falta un proyecto completo... ¡vaya que hace falta! 





DEJA UN COMENTARIO