OPINIÓN

NOTA BENE

Feminismo: Un asunto del que no nos estamos ocupando
05/09/2018

Como nación, y en lo personal también, tenemos muchos asuntos pendientes pero hay uno en especial que urge atender y solucionar: El machismo. O el trato que le damos a las mujeres. Por más que se diga que en Tabasco vivimos en una sociedad matriarcal, lo cierto es que, sin generalizar, podemos decir que los hombres, muchos, siguen pensando que la mujer es de su propiedad y que no tiene vida propia más allá de la que quieran darle los varones. Y eso se tiene que acabar de una vez por todas ahora que nos proponemos entrar en una transformación radical de los usos y costumbres. El feminismo se ha convertido en un movimiento transversal y no es una cosa solo de mujeres. O no debería de serlo. Las redes sociales han permitido la democratización de la voz pública de la mujer y la mayoría de ellas pueden contar, y cuentan, sobre casos de abuso, agresión, violación o invasión de su cuerpo para que nos salte la alarma. La discriminación está en todos lados: Desde el lenguaje, en los juguetes o hasta en la misma forma de vestir. En los medios de comunicación tratamos las noticias desde la perspectiva del hombre y por ejemplo cuando buscamos a un experto para que nos documente sobre un determinado asunto buscamos a hombres. Raramente a mujeres. Hombres expertos y no a mujeres expertas que las hay y muchas. Para que esto comience a cambiar dicen los, y las, expertas que hay cuatro cosas que necesitan las mujeres: igualdad de oportunidades, igualdad de salarios, permisos de maternidad y acceso a las guarderías. Algo que parece tan esencial no se está produciendo ni parece que esté en ningún programa del gobierno federal que viene. Si bien es cierto que hoy en día hay muchas mujeres que si llaman a una puerta y no les dejan entrar por ser mujer, dan una patada y entran hay otras muchas que siguen bajo el yugo machista a pesar de su talento y habilidades. Y eso que nos perdemos como sociedad y como seres humanos. Necesitamos que los hombres nos impliquemos en la lucha feminista y defendamos la igualdad de la mujer en todos los aspectos porque los cambios positivos si se están dando pero tardan décadas y este es un tema que nos urge resolver al igual que lo están haciendo las sociedades y los países más avanzados y cultos. Muchos ponen como ejemplo de los avances la abundante presencia de la mujer en los medios de comunicación, pero si nos fijamos con detalle veremos que ocupan tareas menores y podemos contar con los dedos de una mano las mujeres que están en puestos directivos en empresas que se dedican a la información o al entretenimiento en todo México, Y eso, en una sociedad compuesta prácticamente al cincuenta por ciento de ambos sexos no es normal y nos da la verdadera dimensión del problema. En definitiva la igualdad real de la mujer es un asunto del que no nos estamos ocupando con todo y que es crucial para que podamos decir con total propiedad que vivimos en una nación libre. Sería muy bueno que Andrés Manuel López Obrador y Adán Augusto López tomarán muy en cuenta este asunto que tenemos pendiente.





DEJA UN COMENTARIO