FRAGMENTADOS

Durante el segundo informe de gobierno en Tabasco, el legislador Luis Ernesto Ortíz Catalá

Durante el segundo informe de gobierno en Tabasco, el legislador Luis Ernesto Ortíz Catalá, respondió por parte de la bancada de Morena - aún cuando le correspondía a Bety Milland- , la entrega del documento protocolario por parte del hoy Secretario de Gobernación Adán Augusto López Hernández.

Ahí, delante de Octavio Romero Oropeza, López Hernández, refrendó la “alianza” con el entonces Secretario del Bienestar Javier May Rodriguez, a quien en dos ocasiones se refirió como su principal aliado en el trópico.

Ortiz Catalá, uno de los hombres de mayor confianza de May, fue a la par líder del congreso cuatro meses después reafirmando ese compromiso.

En agosto del 2022, la ruta cambió para ambos grupos.

En Tabasco no solo en Morena, las fracturas de los grupos de poder organizados por intereses muy diversos, han protagonizado rompimientos generacionales que han cambiado la ruta política del estado.

En su momento, el “Nemismo” rompió con el “Neomadracismo”; El “Nuñismo” con el “Granierismo”; el “Trujillismo” con el “Robertismo”; y hasta el “Andradismo” sucumbió al coqueteo de conflictos partidistas con la historia de todos conocidos.

En su momento, los grupos de poder han mostrado la capacidad o la fuerza que tienen para operar e imponer sus ideas bajo el factor presión, unas veces les ha dado resultado, en otras no.

Esto es lo que está ocurriendo en Morena, Tabasco actualmente.

Como hemos puntualizado los grupos de poder no solo están moviendo sus piezas, sino fijando estrategias para lo que viene después del 2024 en el contexto nacional.

Sin embargo, los riesgos de esta fragmentación guinda, es sin lugar a dudas la permanencia histórica de Morena como partido gobernante después de su primera elección presidencial en el poder.

La fractura “May-Adán”, más que un conflicto entre actores, genera a nivel de “bases” o de “movimiento” severos riesgos de fractura interna.

El evento del sábado pasado encabezado por José Ramiro López Obrador, envía desde luego un mensaje riesgoso, que sale del conflicto entre las élites políticas y moviliza a la gente de a pie generando desconcierto.

Hay quienes consideran que la pugna al interior de Morena, es el enfrentamiento de los llamados “Puros” contra el “Gurriísmo” de cara a la sucesión gubernamental - siendo Sheiunbaum solo el pretexto- y que puede ser resuelto con un golpe en la mesa del Presidente de la República.

Sin embargo se ha dejado correr y se encuentra Morena en los umbrales de este 2022 en el punto de no retorno para acuerdos inmediatos para evitar colapsos innecesarios.

KYBALIÓN.-

Si en “ A fondo” pensaban que Dagoberto Lara Sedas era una “papita” para nuestro buen amigo Juan Pablo Sibilla, se llevaron una sorpresa. El Benjamín de los “vetistas” si bien tiene madera para ubicarse como un excelente comunicador, se lo comió el líder del tricolor. Orilla a una segunda vuelta, ya sea con “Chuy” Sibilla o con el “golden boy” de la comunicación Emmanuel Sibilla.