OPINIÓN

Humedales… su degradación, y no por cuestiones naturales
04/02/2020

El pasado domingo se celebró el Día Mundial de los Humedales. Entre los muchos servicios ambientales que ofrecen los humedales, podemos mencionar su contribución a la regulación del clima del planeta, su importancia en el ciclo vital de agua y el papel que desempeñan en la recarga de los mantos acuíferos.

Además contribuyen al control de inundaciones, tormentas, huracanes y sequías, por ello son considerados soluciones naturales para la adaptación y mitigación de los efectos negativos del cambio climático.

Su destrucción es un arma fatal para el medio ambiente, contribuiría a provocar grandes problemas en contra, y por ende la situación para las personas sería cada vez más difícil.

En trabajo fechado en febrero de 2018, y realizado por Everardo Barba Macías y Rodimiro Ramos Reyes, ambos del Departamento académico Ciencias de la Sustentabilidad, en la Unidad Villahermosa, señalan que las grandes ciudades se han asentado sobre humedales.

A medida que las ciudades crecen, la demanda de espacio aumenta y con ello la tendencia de invadir, degradar, rellenar y construir sobre los humedales.

Esto se observa en México, y en particular en Tabasco, que en los últimos 35 años ha sufrido una degradación ambiental acelerada, relacionada con alteraciones hidrológicas, cambio de uso de suelo —secado y relleno de humedales—, infraestructura hídrica y carretera, lo que se refleja en la pérdida de recursos bióticos, servicios ambientales y contaminación.

Villahermosa, por su ubicación, entre la planicie de inundación de los ríos Grijalva y Carrizal, tiene condiciones que favorecen el establecimiento de diversos humedales, entre los que se encuentran humedales ribereños, lacustres y palustres, lo cual hace que sea una ciudad con un potencial de atributos y servicios ambientales como pocas urbes en el país.

En otra investigación se indica que México ha perdido 67% de los humedales de 1900 a la fecha, principalmente en los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Baja California, Sonora y Tabasco.

Roberto Lindig Cisneros, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM, comentó que actualmente México cuenta con 6 mil 331 complejos de humedales, de los cuales 142 son considerados de importancia nacional.

Los estados con mayor superficie de estos ecosistemas son: Campeche con 26 por ciento; Tabasco, 16 por ciento; y Chiapas y Veracruz, con nueve por ciento cada uno, de acuerdo al Inventario Nacional de Humedades, de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad.

De acuerdo con la “Evaluación cuantitativa de la pérdida de humedales en México”, realizada por Patricia Moreno Casasola del Instituto en Ecología del Conacyt, se estima que más de la mitad de los estados que actualmente tienen humedales los han perdido.

Lindig Cisneros, recordó que México está suscrito, desde 1985, a la Convención de Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR), un tratado internacional que implica su conservación y uso racional mediante acciones locales, regionales y nacionales, pese a ello su degradación sigue.

Entonces, ¿qué hacer?, porque esa degradación no es necesaria por cuestiones naturales.

PARÉNTESIS

Sobre las "Jornadas Pellicerianas 2020" que se aproximan en estas fechas, se solicitó solo un dato a la secretaría de Cultura, pero desafortunadamente no se contó con el interés por parte de funcionarios medios para difundir esta actividad, que es una de las más importantes en el estado. La cultura es para compartirla, hacer comunidad, y de esa manera proporcionarla a los ciudadanos… todo lo contrario al actuar de la burocratización. Apertura, apertura y más apertura, es la clave.




DEJA UN COMENTARIO