OPINIÓN

NOTA BENE

Informe de Gaudiano: Borrón y cuenta nueva en la recta final perredista
06/12/2017

NOTA BENE

Informe de Gaudiano: Borrón y cuenta nueva en la recta final perredista

Al parecer gustó mucho en Informe de Actividades de Gerardo Gaudiano. Y como se esperaba dio inicio a la recta final hacia la candidatura a gobernador por el PRD que en automático tendrán que asumir el resto de los partidos que componen el Frente. Da la sensación de que este informe fue una especie de “borrón y cuenta nueva” en las formas que se habían venido manejando entre los aspirantes y el Gobernador Arturo Núñez, en la Quinta, despejó definitivamente las dudas: Será una carrera con “piso parejo”, por si cabía alguna duda, que cabía. El acuerdo al que se llego es claro y consiste en una cosa muy sencilla y de sentido común: El candidato que tenga las preferencias del electorado, -medido esto con encuestas serias, y hechas por varias empresas-, será el que afronte el reto, no menor, de garantizar un triunfo que ahora está comprometido por la fuerza demostrada por MORENA y su abanderado Andrés Manuel López Obrador, con su hombre de confianza para Tabasco, y su claro candidato, que es Adán Augusto López Hernández. El candidato perredista que registre mayores simpatías en las encuestas debe demostrar que puede dar la batalla y, sobre todo, ganarla. Ganarla con votos, no con jaleadores profesionales de aspirantes artificiales, y a sueldo, que al final se demuestra que no sirven para llevar a la gente a las urnas y por tanto para cometer suicidio político. Quedan muy pocos días para llegar a consensos y para que suene el ¡abracadabra!, y haya candidato oficial y puede pasar de todo si alguno de los que se van a someter a la medición apuesta por romper los acuerdos para exigir su postulación, le pese a quien le pese. ¡Dios nos guarde! Lo que llaman democracia interna, término que hasta ahora estaba muy desacreditado, debe de ser lo que impere. Y no el dinero, que ya no es una solución. Llamaba Papini al dinero estiércol del diablo. Se refería al gran dinero, no al que ganan con desproporcionado esfuerzo la mayoría de los trabajadores, que ese no llega a estiércol y se queda en cagarruta. ¿Qué será de todo esto?, que dijo aquel poeta agonizante mientras se llevaba una mano al pecho.

Por Antonio López de la Iglesia






DEJA UN COMENTARIO