OPINIÓN

Jaime Lastra: El Fiscal de la esperanza
13/12/2019

A los políticos se les elige para solucionar los problemas y a los funcionarios públicos, en cualquier sociedad decente significa, para quien recibe tal designación  una responsabilidad de ejercer esas funciones con seriedad, honestidad y transparencia. Esas tres palabras definen con bastante exactitud a Jaime Humberto Lastra Bastar que, ayer, como Fiscal General del Estado de Tabasco presentó en la Cámara de Diputados su Informe Anual, el primero de esta administración. Dada la delicadísima situación de alerta roja que enfrenta Tabasco en el tema de la delincuencia, pocos fiscales han estado tan supervisados por los ojos de la sociedad que espera de el un comportamiento digno de la confianza que en él se ha depositado. Dijo ante los representantes populares que "para un servidor, contribuir a la defensa y engrandecimiento de Tabasco desde esta trinchera, es un privilegio y un honor, sobre todo en una época en donde la seguridad y justicia son exigencias inaplazables para un pueblo que está deseoso de recobrar la paz y tranquilidad. Yo me sumo a ese anhelo, aportando día a día todo mi esfuerzo y dedicación para lograr el futuro promisorio de Tabasco y de todos, contribuyendo al éxito del Plan Estatal para el Desarrollo de Tabasco que encabeza el Licenciado Adán Augusto López Hernández. El Gobernador no solo conoce de sus capacidades sino que también confía plenamente en quien es su amigo de hace muchos años y con el que ha decidido apartar a un lado sus posiciones políticas e ideológicas para primar el objetivo, que parece enorme en estos momentos, de pacificar el estado. Fue emotivo el discurso del Fiscal que entre otras cosas dijo que: En Tabasco, hoy en día, tenemos que volver al criterio de que a las funciones públicas se debe ir a servir a la sociedad, y no a servirse deshonestamente de ella como en casos anteriores muy recientes y lacerantes para todos los tabasqueños. El Fiscal dijo en este sentido que "hoy tenemos la oportunidad de decirle al pueblo de Tabasco, que estamos comprometidos con la honestidad, con la transparencia, para trabajar con calidad humana y profesionalismo en el servicio y la atención a los ciudadanos, convencidos de que, con altos valores sociales, la procuración de justicia será ejercida sin distingos en beneficio de todas y todos. Tabasco y los tabasqueños merecemos vivir con seguridad para tener paz y tranquilidad". Y no dejó pasar la oportunidad de elogiar al Gobernador del que opina que "con paso firme está mejorando las condiciones para la inversión nacional y extranjera que generará más y mejores empleos, incrementando los índices de bienestar social necesarios para que nadie se quede al margen de los beneficios de la transformación del país y de un Tabasco renovado por su prosperidad y estabilidad social. Jaime Humberto Lastra Bastar es honesto, integro, razonable y cercano. Nadie puede dudar de tener vocación de servicio: Es decir, tener como persona la actitud y la inclinación de brindar colaboración y ayuda. Es estar dispuesto, aun a sacrificarse,  a reconocer y admitir que a una función pública no se va para uno enriquecerse sacando provecho personal de la función, convirtiéndola así en un medio para  prevaricar o para hacer negocios personales. Es saber que la cosa pública pertenece a toda la sociedad y no a una persona, familia o gavilla política. Como personalmente conozco de su actitud moral y su bonhomía reconozco que podría seguir extendiéndome en elogios que pueden parecer provocados por el sentimiento de amistad y que lo son, pero también del convencimiento de que en Jaime Lastra tenemos un buen Fiscal que seguramente muy pronto nos dará excelentes noticias en su trabajo silencioso y eficaz.




DEJA UN COMENTARIO