OPINIÓN

NOTA BENE

La 4T y la Cuarta Revolución en Tabasco
31/01/2020

Las medidas de austeridad puestas en marcha por el Gobernador, Adán Augusto López Hernández, han roto las expectativas de muchos: Unos porque alcanzaron a aferrarse a la nómina, que ya tenían, y pensaban que con eso ya estaban asegurados seis años más de dispendio y derroche. Otros que se incorporaron de nueva cuenta habían escuchado que las ubres del estado son tan generosas que se puede beber de ríos de miel, rodeados de huríes en un paraíso reservado para unos pocos del que podrían presumir con la comadre y pasárselo por la cara al compadre. Ambos colectivos, excepto conocidas y mejorables situaciones de los “vivillos” de siempre, se enfrentaron a la nueva realidad de las cosas, que ha impuesto López Hernández, con la austeridad radical como bandera. En realidad las nuevas reglas de gasto lo que hacen es evitar gastos inútiles, o cero productivos, cuando estamos en plena Cuarta Revolución Industrial en la que la tecnología hace innecesarios muchas de esas herramientas que han quedado obsoletas. Por ejemplo ya no debería usarse el papel ni para fotocopias, ni para nada, ya que las computadoras cumplen con todas las funciones que hasta ahora venían desempeñando los folios y las hojas. Los celulares son improductivos para el trabajo y para comunicarse están las computadoras. Los desplazamientos físicos de funcionarios se han restringido a poco más que a supervisiones físicas de obras y poca cosa más, lo que hace mínima la necesidad de vehículos o gasolina. La cuarta revolución industrial está aquí, transformando nuestro mundo y difuminando cada vez más la línea entre lo físico y lo digital de la mano de tecnologías avanzadas como el análisis de datos (Analytics) y la inteligencia artificial (AI). En la prestigiosa organización Forbes lo ven muy claro: “La cuarta revolución industrial empieza a transformar todo a su paso, desde la forma en que vivimos hasta la forma en que trabajamos. La gran diferencia con las revoluciones pasadas es que la cuarta revolución industrial, también conocida como la revolución digital o del conocimiento, no tiene precedente alguno en su velocidad de transformación. Si consideramos la combinación de miles de millones de personas conectadas a través de sus dispositivos móviles, con un poder de procesamiento de datos sin precedentes y un acceso a la información ilimitado, entendemos por qué los cambios en esta revolución están siendo exponenciales. Disciplinas como la robótica, inteligencia artificial, automatización, blockchain, internet de las cosas, big data y nanotecnología, entre otras, están cambiando por completo las dinámicas que rigen la economía y generan las bases de las industrias del futuro”. La innovación ya no es una cuestión de generación de ventajas competitivas, sino una cuestión de supervivencia; se están abriendo un sin fin de oportunidades para las empresas y gobiernos que estén preparados para acoger los cambios que esta revolución trae consigo, pero también puede ser muy preocupante para las empresas y países que no lo estén”. Por tanto las medidas de austeridad no solo nos ahorran dinero, que podrá ser utilizado de mejor manera en inversión social, sino que además simplemente nos encauza hacia el futuro de lo que serán las administraciones modernas en todo el mundo. En los seis años de gobierno de Adán Augusto López Hernández, se pretende que Tabasco se incorpore definitivamente a la cuarta revolución industrial 4.0, para que de una vez por todas, nuestro estado despegue hacia el primer mundo, en una sociedad civilizada, con una educación aceptable y unos ciudadanos que disfrutan el bienestar en paz y armonía.




DEJA UN COMENTARIO