OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

La fuerza del líder a prueba (electoral)
17/06/2020

Es ampliamente muy notorio que hasta en la forma de contrapuntear al gobierno no hay unanimidad, por ello el presidente desde Tlaxcala les recetó el "nada les gusta, nada les parece"; en detrimento del mandatario habría que señalar que por años -y aún ahora- él descalificó todo lo que impulsó o hacían los neoliberales, era pues la forma de debatir y de explicar el porque se debía optar por otra opción política, y en "apoyo" a su señalamiento habría que decir que la realidad le fue dando la razón, ya que nadie puede negar que en nuestro país la desigualdad, la violencia y la corrupción que se fue incubando es monstruosa. Hoy la competencia político-electoral pareciera ser tiene ya SEMAFORO EN VERDE, en contraposición al ROJO -NARANJA de la COVID-19, y es que la lucha por el poder no admite descansos.

Pero en tiempos de pandemia, la oposición ha criticado todo y el gobierno ha jugado a defenderse a ultranza, nunca pues se ha distendido el enfrentamiento, y menos con soñar con un pacto de unidad y de conjunción de fuerzas e ideas para salir lo mejor librados, el juego de las vencidas es el pan nuestro de cada día.

Así pues, ante el menor asomo de contracción económica, los industriales y empresarios del país gritaron ¡rescate¡, pero desde la Presidencia les contestaron, ¡nunca mas deuda de todos para salvar a unos pocos¡, e incluso se les emplazó a pagar los pendientes de impuestos atrasados y que por razones "extrañas" permanecían archivados.  También hay voces que reclaman las acciones tardías y confusas para atender la emergencia sanitaria, pero a la par exigen medidas inmediatas para rescatar la economía cupular, la intermedia y de pasada hasta la popular, critican unos la extensión del aislamiento y otros la liberación de este, y en Presidencia se contesta que se debe ser feliz, optimista, renunciar al consumismo y valiente. Impera también el comportamiento de antaño, en el que, ante crisis y emergencias, los gobiernos estatales piden más dinero, y desde presidencia les reviran que lo programado esta llegando completo y a tiempo, que si hace falta, se opte por la austeridad, por la eliminación de gastos superfluos, universos paralelos pues.

Ante el reclamo de mal manejo de la pandemia, habrá que decir que salvo Nueva Zelanda, Rusia con la presentación de un medicamento del que hay que ver resultados, y quizá Corea, en todos los demás países del orbe no se ha podido ni sabido como controlar el virus, la búsqueda desesperada de vacunas, tratamientos o medidas de prevención se ha convertido en una suerte de aliciente mundial para la población, y en un potencializador del protagonismo para los políticos.

Hoy, como siempre ha sido, el tema de lo económico empuja la tendencia mundial a la movilidad, por ello la urgencia al desconfinamiento, por lo que allí en el tema del enlace económico es que AMLO se choca de frente con la utilidad del neoliberalismo, porque toda circulación del dinero está conectada, por ende su producción y dispersión constante es lo que mantiene con vida a las economías nacionales, a los programas de gobierno y a la vida institucional-gubernamental y mejor aún a la convivencia y armonía social, también debe decirse que no es malo el llamamiento presidencial en el sentido de que tras el desconfinamiento, los mexicanos salgan, mas no se "desboquen" al consumismo, a no ver las compras como terapia contra el stress, un llamamiento que los opositores han interpretado como insultante e impropio, como retardatario y con fines conformistas.

Como lo hemos dicho en este espacio, la pandemia se vino a sumar a una serie de calamidades que la 4T estaba ya atacando con su particular forma de gobernar, sin embargo es claro que la COVID-19 ha acelerado en algún grado el natural desgaste al que ejerce el poder, ya se verá si los opositores traen más que virulencia vía caracteres o marchas motorizadas, o si el talante popular del líder nacional le da para apaciguar y mantener el apoyo del pueblo; hagan sus apuestas...




DEJA UN COMENTARIO