OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

La normalidad democrática y el desarrollo económico, fundamentales para Tabasco
17/11/2021

ES UN EJERCICIO que debe perfeccionarse, pero resulta positivo: poco a poco se va recobrando la llamada “normalidad democrática” en la que un gobernante acude a la sede del Congreso legislativo para entregar su informe y dirigir un breve mensaje. Pero no sólo eso, hay un tiempo para que escuche los representantes de las diversas fracciones y para que el propio mandatario haga uso de su derecho de réplica. ¿Es aun limitado este procedimiento?

Sin duda, pero lejos estamos de la abrupta suspensión de la presencia del gobernante ante los legisladores y que fue sustituida por el encargo al secretario de Gobierno en turno. Comenzó a suceder en Tabasco en la época de Manuel Gurría (1992), cuando la llegada a las curules de una oposición reducida pero beligerante llevó al mandatario en funciones delegar su responsabilidad.

La conducta opositora, en esos tiempos el PRD lopezobradorista, también se explicaba porque la ceremonia del informe se había convertido en un acto protocolario y cada vez más sin sustancia, al tiempo que el partido mayoritario estaba cerrado a toda propuesta. Me dice un líder histórico de aquel movimiento: “la puerta tuvimos a abrirla a empujones”.

DE LA PLAZA AL PODER

SON TIEMPOS distintos, se estima, y a mediano plazo sabremos sin son mejores. Deben serlo. Aquella oposición creció y ahora es gobierno, con una mayoría casi absoluta. Cambió de siglas, sumó grupos, tiene bajo su responsabilidad 14 de los 17 municipios, el gobierno del estado, 21 diputados locales de 35, el control de las cámaras de senadores y la federal de diputados, así como ni más ni menos que la Presidencia de la República.

Está en el poder una oposición que señaló puntualmente los defectos crecientes de un sistema que sufrió el desgaste del poder (y su mal uso). Lo opuesto que se tiene que convertir en propuesta de cambio.

Una circunstancia que explica también porque una oposición (PRI, PRD) debilitada, tiene otra historia. Especialmente los priistas que fueron formados en la disciplina a las formas institucionales. Esto, de alguna manera permitió que, aquel “veto” al Jefe del Ejecutivo en turno terminara por quedar atrás. Veremos si para dar paso a una nueva institucionalidad.

FEDERAL, ESTATAL Y MUNICIPAL

EL GOBERNADOR Carlos M. Merino caracterizó su administración como la continuidad de las acciones y políticas iniciadas por el ahora secretario de Gobernación, Adán Augusto López. De acuerdo al balance del tercer informe, en Tabasco se rompió la tendencia de estancamiento y crisis de dos sexenios anteriores. Hay. Sostuvo, una nueva dinámica de crecimiento económico y generación de empleos. La entidad se ubica entre las cinco de mejor desempeño en los años recientes.

La inercia a la que se refirió Merino Campos y que fue rota por las políticas impulsadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador en Tabasco –y en todo el sureste-, impedía el crecimiento. Ahora se estima, conforme a datos del INEGI, que hasta septiembre pasado, el 93.4% de la población mayor de 15 años cuenta con un trabajo.

Refiere en un reporte la Unidad de Información del Ejecutivo (UIE) “El documento –informe de Gobierno- que contiene el estado general que guarda la administración pública consigna que durante más de 30 años, la entidad no había podido generar una tendencia favorable de generación de empleos, por lo que los 30 mil 875 empleos generados en un solo trimestre de 2021 colocan a la entidad en un escenario excepcional dentro de la historia reciente”.

La tasa de empleo –tanto formal como informal-, así como el nivel de ingresos de la población, son indicadores determinantes de las condiciones de vida. Aunque no los únicos. Cabe recordar que por lo menos desde el 2014 Tabasco se ubicaba como con la tasa de desocupación más alta en territorio mexicano. Aunque el estancamiento venía ya de años atrás, la crisis en el precio del crudo y disminución de la producción de hidrocarburos golpeó directamente a la economía estatal.

En los últimos tres años, son precisamente las actividades vinculadas  a la industria petrolera y a la inversión federal –mejores precios del crudo, desarrollo de campos nuevos, refinería, programas sociales e inversión extranjera directa-, las que han impulsado el crecimiento.

AL MARGEN

COMO bien dicen el economista Firdaus Jhabvala y el politólogo Cirilo Antonio G., todo esto debe estar vinculado a políticas públicas para convertirse en verdadero y sustentable desarrollo. Tabasco tiene que ser modelo de la denominada 4T, en todos los aspectos. (vmsamano@hotmail.com)



MÁS CONTENIDO DEL AUTOR


DEJA UN COMENTARIO