OPINIÓN

La reconciliación del morenismo, una amplia gama
10/07/2018

EL AGRO EN SU CONJUNTO.- En su primer discurso público realizado este domingo luego de recibir la Constancia de Mayoría, el Gobernador electo, Adán Augusto López Hernández afirmó que el campo tabasqueño volverá a ser la vanguardia en el país en el marco de la oportunidad que representa estar incrustado en el corazón del próximo Gobierno federal con un Presidente tabasqueño en la persona del paisano Andrés Manuel López Obrador. Por lo tanto se espera la reconciliación (económica, humana y moral) de este sector productivo en el que vive más del 40% de la población establecida en aproximadamente un millón 500 mil hectáreas de tierras cultivables (Atlas Agropecuario de INEGI) que padece una imparable migración campo – ciudad en la búsqueda de empleos y salarios.

PROBLEMAS DEL AGRO.- Sector que no pudo competir con el poder económico del petróleo, y que fue casi desmantelada en sus organizaciones productivas: llámese copreros, cacaoteros, pimienteros, ganaderos, etc. Otros problemas que mantiene es: la burocracia y el burocratismo, la falta de transparencia y de rendición de cuentas. Próximamente viene la integración del nuevo gabinete, donde los productores quieren gente no solo con experiencia, sino con la visión de identificar los problemas palmo a palmo, con capacidad de plantear el diagnóstico por cada producto (y en su conjunto), no solo en el papel, sino con la habilidad de convertirlos en programas y frutos. Sin meterle la uña a los recursos, además de blindarlos con instrumentos de evaluación y seguimiento. Lo ideal es que no le deje la responsabilidad a algún improvisado, aprendiz o a un viejo lobo de mar. Hay problemas graves en el campo como los que conocemos de la UGRT, la cual luego de enorgullecernos: da pena. Herencia de muchos gobiernos que nunca entendieron que la ganadería forma parte de una actividad productiva de la que depende desde un lechero, un tablajero, un pequeño productor, un ganadero, un MVZ, una veterinaria, etc. Todos unidos en una cadena productiva que en este momento languidece, que casi muere.

PETRÓLEO.- En este tema nada está dicho ante una debacle petrolera y los anuncios de la preparación del terreno de una nueva refinería, que el Presidente electo AMLO confirma como parte de la estrategia energética nacional. ¡Anuncian sorpresas antes del 2019!.       

EDUCACIÓN.- Este lunes, en su primer entrevista en Telereportaje, el Gobernador electo dijo al comunicador Jesús Sibilla que de momento no tiene respuesta a los jóvenes que solicitan su intervención para que no sean rechazados e ingresen a la UJAT, y advirtió que seguramente a partir del primero de enero del 2019, se tomarán las decisiones en los que vendrán incluidas las nuevas políticas públicas en materia de educación en todos los niveles educativos. Naturalmente representa otra incógnita en el marco de la criticada reforma educativa del actual sexenio. También a esperar.

SALUD.- Independientemente de las promesas de terminar el Hospital general de Cárdenas y otras obras prometidas en las campañas. Una situación que se presentará es el aumento en la demanda de servicios públicos que impactará en la capacidad OBJETIVA de los hospitales. Quedando el pendiente fortalecer la medicina preventiva, y los controles de transparencia y rendición de cuentas, sobre todo en la compra de equipo y medicinas. Incluye control de demasiados medicamentos que se da a los pacientes en una consulta médica, donde la mayor de las veces no curan la enfermedad. NO es broma.

SEGURIDAD.- Adelantándose un tanto en este problema, el Gobernador electo, ayer lunes sostuvo una reunión con la mesa de seguridad, seguramente analizaron los problemas más recurrentes y revisaron posibles estrategias de enfrentar los índices delictivos. Ya veremos la forma en la que continúe esta figura ciudadana – empresarial en la atención de los problemas de seguridad pública.  

BUEN GOBIERNO.- "A convertir en morena la tarde que era rubia", como dijo Pellicer, lanzó en su discurso Adán Augusto; en tanto el enlace nacional de Morena, Leonel Cota Montaño, dijo: "que no se les olvide: llegamos a gobernar para el pueblo, no llegamos a gobernar para camarillas". Creo que la política tendrán que hacerla desde los partidos.

En síntesis la reconciliación no solo es de afinidades y fraternidades... también es del gobierno con la producción y el bienestar.





DEJA UN COMENTARIO