OPINIÓN

La tragedia y los valores humanos
17/04/2018

El homicidio contra dos niños de tres años o menos la semana pasada son tragedias que siguen sacudiendo a Tabasco. Y no es para menos. Si en una comunidad pequeña, donde todos son conocidos, pueden secuestrar y matar a un pequeño en un abrir y cerrar de ojos, la sociedad está muy mal.

Los padres de las víctimas, y los tabasqueños en general, exigen resultados prontos a las autoridades, lo que es justo. Mientras las carpetas de investigación se integran con el fin de que los asesinos obtengan penas de hasta 140 años en prisión, es necesario repensar lo que desde la sociedad se puede hacer para impedir que más tragedias como estas sigan sucediendo.

El fiscal Fernando Valenzuela ventiló la versión de que la venganza es el móvil más firme en la investigación de la muerte de uno de estos pequeños. “Hay mucho odio en la sociedad”, lamentó.

Si fuera cierto que por una venganza personal, por la ambición de recibir un puñado de dinero, algunos son capaces de matar a niños que todavía sonríen con sus dientes de leche, ¿qué se puede esperar para los otros de su edad que están creciendo? En el marco de la crisis económica que atraviesa el país, se revela también una profunda crisis moral.

Desde luego, la solidaridad con las familias afectadas debe empezar por dejar de responsabilizarlas aunque sea parcialmente de la tragedia. Recordemos que hace apenas unos años, los niños podían jugar libremente en las calles porque existía la confianza de que el entorno era seguro. Nadie debería ser juzgado por permitir a su hijo asomarse al mundo que le da curiosidad.

Aunque resulta lamentable el intento de algunos por politizar estos hechos criminales, la seguridad de todos y la prevención de más tragedias para con la población más preciada y vulnerable que son los niños sí debe ser una preocupación activa de los candidatos. Lejos del ánimo de criticar al contrario, deben interesarse sobre cómo ayudar a los tabasqueños a reencontrarse y reconciliarse.

Para combatir esta crisis moral, cada uno debe hacer lo posible por revisar la calidad de sus relaciones personales, empezando por la familia, pero atendiendo también a los vecinos y compañeros del trabajo. Para poder contar con su apoyo en caso de emergencia, el compromiso debe ser recíproco.

Fomentar lazos de solidaridad en el entorno más cercano es una mejor estrategia de seguridad que instalar una patrulla en cada esquina; primero porque un estado así de vigilancia es inviable económicamente e indeseable socialmente; segundo, porque resulta más eficiente –y menos costoso material y humanamente- prevenir el delito que tratar de impedirlo.

Porque es cierto que en muchas comunidades y colonias hay rencillas entre vecinos, incluso entre familias, porque falta humildad para pedir perdón o conceder disculpas por agravios que en ocasiones se originan en nimiedades. La primera lección que debemos compartir es que nada ni nadie debe estar por encima de la dignidad humana, se trate de un adulto o de un niño.

En una sociedad donde la desesperación por conseguir dinero puede hacer  muchos caer en la tentación de cometer un delito, donde se desprecia el tiempo de calidad con los hijos para dedicar más horas para completar el salario, sólo se podrían esperar más tragedias como éstas.

Debemos empezar por respetarnos, valorar en el otro la calidad humana que tiene y aprender a convivir en armonía, incluso con quienes tenemos diferencias en lo más profundo de nuestras creencias e ideas políticas.

Hay que reflexionar en el sentido de que, tal como estamos permitiendo que se encauce la sociedad hoy, puede ser que en un futuro la vida de los más pequeños puede llegar a ser incluso más atroz que los crímenes que hoy lamentamos. Nos urge ser más solidarios, más humanos.

PRIMERA PARADA

El cambio en la industria petrolera tuvo un impacto de tsunami en Tabasco, y también de alguna forma en Campeche. A estas entidades les afectó la caída de los ingresos por hidrocarburos, lo que ha desbalanceado las finanzas estatales. En el caso de Tabasco el efecto es mayor porque traemos la carga de reforma fiscal aprobada en el sexenio de Felipe Calderón y Andrés Granier. Al mismo tiempo, tuvo que hacer frente a la pesada carga por el desvío de recursos entre 2007 y 2012. Esto lo ha explicado el gobernador Núñez a los líderes de diversos sectores y a miembros de su gabinete.

SEGUNDA PARADA

Hoy debe por fin publicarse el decreto de creación la Zona Económica Especial (ZEE), para Tabasco y Campeche. El presidente de la Coparmex tabasqueña, Ricardo Castellano, informó que se hará la petición formal ante autoridades federales, para que la administración de la citada zona la realicen empresarios de la entidad. Habrá impactos inmediatos en inversiones y empleos, pero lo más importante son sus resultados a mediano plazo. Hay que cuidar que no se desvíe el curso.

PARADA ESPECIAL

Fue inaugurada la XXI Exposición Nacional de Ganado Brahman en el Parque Tabasco, de Villahermosa hasta el próximo viernes inclusive. El presidente de la Asociación Mexicana de Criadores de Cebú, Miguel Aramburu Sánchez, destacó que la muestra cuenta con la presencia de todas las ganaderías del país. Una buena oportunidad para revalorar uno de los sectores que fue punta de lanza para Tabasco hace una y dos décadas.





DEJA UN COMENTARIO