OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

La voz de los indígenas, actor incómodo para el sistema; nuevo intento en Nacajuca
07/02/2020

ANTES de que concluya el mes, el próximo 21 de febrero, será reabierta la Radio Indígena de Nacajuca, cerrada en 1989 cuando el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador como opositor comenzaba a consolidarse. Surgida "La Voz de los Chontales" como parte de un proyecto nacional de radios en lenguas originarias, se había convertido en una voz incómoda para el gobierno de Tabasco en tiempos en que se ponía en crisis la hegemonía del PRI.

La intención de los organizadores del acto de reapertura es que sea el propio López Obrador el que acuda a la reinauguración en el Día Internacional de la Lengua Materna. Todo está sujeto a la agenda del mandatario. Me dice Ernesto Benítez, actual encargado del centro indigenista en Nacajuca, que también se prevé invitar a Ignacio Ovalle Fernández, quien fuera el director del Instituto Nacional Indigenista durante el gobierno de José López Portillo.

Cuando Ovalle Fernández era el titular nacional del INI, López Obrador despachaba como delegado estatal de esa institución y representante del gobierno de Leandro Rovirosa Wade en las comunidades indígenas. Actualmente Ovalle –quien cultivó una estrecha amistad con AMLO- es titular de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), constituido por la fusión de Distribuidora Conasupo y Leche Industrializada Conasupo (Liconsa).

Señala Benítez que otro personaje cercano a AMLO y que debería estar en la reapertura es Baldemar Hernández Márquez, que en ese tiempo fue subdirector del Centro INI y actualmente colabora con el mandatario federal en una oficina de la Presidencia, tras despachar al inicio del sexenio como responsable de Administración y Finanzas de la Secretaría del Bienestar.

INTERESES CACIQUILES

HAY MUCHOS más partícipes conocidos y anónimos en un proyecto que abarcaba diversos aspectos del desarrollo de las comunidades originarias. En los sitios donde la radio indígena se convirtió en una verdadera caja de resonancia de las comunidades, sus directivos, trabajadores y colaboradores sufrieron el acoso de intereses caciquiles.

En esta ocasión, aunque se desconoce el proyecto de la nueva Radio Indígena de Nacajuca, se sabe que Pemex aportó aproximadamente un millón y medio de pesos para la rehabilitación de las instalaciones. La concesión otorgada por el presidente López Obrador debe permitir la operación de la emisora durante 15 años.

A finales de los de los años setenta se inició en México lo que sería el Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas bajo la coordinación del Instituto Nacional Indigenista (INI). La primera de estas radiodifusoras fue "La Voz de la Montaña", en Tlapa de Comonfort, Guerrero (10 de marzo de 1979). La siguiente, abierta en 1982, fue "La Voz de los Chontales", en Nacajuca, Tabasco. Cerrada Radio INI de Nacajuca en 1989, hubo varios intentos de retomar sus transmisiones.

Resulta paradójico que la radio indígena en Tabasco arrancara precisamente en 1982, cuando a nivel nacional Miguel de la Madrid establecía los cimientos de lo que fue conocida como la etapa neoliberal, consolidada por Carlos Salinas. No es la única contradicción, porque mientras De la Madrid y su "renovación moral" imponían un modelo tecnocrático, en Tabasco se ensayaba con Enrique González Pedrero lo que ha sido calificado como un proyecto alternativo de participación social.

Terminada esa breve primavera experimental para la entidad en medio de la oleada neoliberal, también tocó su fin a la radiodifusora chontal. Del régimen gonzalezpedrerista hay, por supuesto opiniones diversas; sin embargo, López Obrador lo ha tomado como una referencia determinante en su concepto del quehacer político.

Le decía que para la reactivación de Radio Chontal la empresa petrolera que dirige Octavio Romero Oropeza contribuyó con el financiamiento de la remodelación de las instalaciones por medio del Programa de Apoyo a la Comunidad y Medio Ambiente (PACMA). Precisamente esta división de Pemex hizo entrega ayer al gobierno de Tabasco, representado por Adán Augusto López Hernández, de un nuevo tomógrafo al Hospital Rovirosa.

Es –dijo Romero Oropeza- una acción solidaria "con un estado que le ha aportado tanto al país". El equipo representa una inversión de 17.1 millones de pesos. También fueron entregados otros aditamentos médicos y anunciadas inversiones de más de 100 millones de pesos en materia de equipo para la salud.

AL MARGEN

ESTUDIANTES de la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades se manifestaron frente a las instalaciones de su centro de estudios con pancartas que rechazaban la realización de eventos de carácter religioso en las aulas y el campus universitario. Esto luego de que les fue impedida la entrada por el encuentro Semper Altius que se realiza en la escuela de Derecho y Sociales. La policía resguardó el ingreso de los convencionistas.

El gobernador Adán Augusto López dijo que tenía entendido que las instalaciones fueron prestadas, porque "la universidad no es una oficina de renta de espacios" y así como se hizo ahora se ha hecho en otras ocasiones. Valoró que se hagan este tipo de eventos por la derrama económica que representan para Tabasco. Las autoridades universitarias también negaron que el recinto fuera alquilado a la corporación educativa vinculada a Legionarios de Cristo. El evento concluye este viernes y durante tres días estuvieron suspendidas las clases en la DACSyH que dirige Fernando Rabelo Hartman, ex abogado de la rectoría. (vmsamano@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO