OPINIÓN

Las deudas de los candidatos y las urnas
22/05/2018

Los indecisos son  una minoría que genera expectativas ante su potencial capacidad para definir las elecciones de este primero de julio. Dependiendo de la encuesta que se trate, los ciudadanos que aún no han definido su voto pueden representar entre 12 y 30 por ciento del total.

Los debates son ejercicios democráticos que deben servir para que los candidatos confronten sus propuestas. Difícilmente sirven para cambiar la tendencia de voto entre quienes ya lo han definido, como reflejan las casi nulas variaciones que se dieron luego del primer debate. Sin embargo, los indecisos tendrían que repasar mucho lo dicho por los candidatos para definir su voto.

Como en el debate anterior, hubo pocas respuestas concretas. Incluso pareciera que existe entre los candidatos una incapacidad para responder con claridad primero un sí o un no, y luego explicar los motivos. Lamentable tomando en cuenta la importancia de los temas que se debieron analizar.

No hubo claridad en cuanto a cómo reorientar las exportaciones, cómo enfrentar las tensiones que se están dando en el marco de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y en general, cómo negociar con el incómodo vecino del norte una política migratoria cuando no se cuenta  ni siquiera con la base del respeto mutuo.

Mientras José Antonio Meade Kuribreña prometió una y otra vez que no se les va a fallar por segunda vez a los mexicanos y Anaya refirió la necesidad de comprender a Trump en sus propios términos para enfrentarlo, Andrés Manuel López Obrador sostuvo nuevamente su hipótesis de que goza de autoridad moral superior al resto y con ello será suficiente para ganarse el respeto del presidente de los Estados Unidos.

Fuera de ello, el resto fueron coincidencias en las propuestas y descalificaciones. Mientras unos a otros se acusan de ser corruptos y demagogos mentirosos, coincidieron en la necesidad de crear fuentes de empleo con salarios mejor pagados, idealmente iguales que en Estados Unidos. Con capacidad, incluso, para atender a la población migrante en nuestro país, en un entorno que podría complicarse dependiendo de la situación política en Venezuela, que ya cuenta sus exiliados en millones, y con las también inminentes elecciones en Colombia y Brasil.

En general, pese a la supuesta experiencia y capacidad que venden, los candidatos mostraron con claridad que la política exterior no es su fuerte –aunque allí estaba un ex canciller. AMLO atinó a plantear la necesidad de crear alianzas con Centroamérica para atender las causas de la migración en esos países donde también es necesario crear condiciones de seguridad y empleo. Faltó que profundizara en el tema. Ninguno se atrevió o se le ocurrió hablar francamente de las posibilidades de negociación con China u otros países en otros continentes.

En general hubo pocos comentarios en torno a cómo se encuentra actualmente el país en la materia y cómo se planea cambiar la situación. De entrada, la mayor parte de los productos que México le consume a Estados Unidos son combustibles y plásticos, mientras que lo que exportamos son autopartes y electrónicos.

Partiendo del escenario real de las profundas relaciones de intercambio y cooperación, que tienen dos décadas fomentándose, resulta difícil y hasta contraproducente se dé el escenario de una ruptura total en las relaciones comerciales con Estados Unidos. Pero poco o nada de ideas sobre cómo disminuir la dependencia expusieron los candidatos. Una vez más, le quedaron a deber a los ciudadanos que buscan motivos racionales para definir su voto.

Los indecisos tendrán que seguir buscando motivos, quizá más emocionales, para decidir a favor o en contra de quién votar.

PRIMERA PARADA

Hoy se realiza el encuentro de gobernadores en Villahermosa. La Conago, Conferencia Nacional de Gobernadores, es una organización surgida a principios de este siglo y como resultado de la alternancia en el poder, cuando el PAN llegó a la Presidencia de la República. Se trata de una agrupación plural en la que lo mismos están gobernadores surgidos del PRI, que del PAN, PRD, PVEM o de coaliciones. La plenaria de este día servirá de marco para que el gobernador Arturo Núñez entregue la estafeta a Manuel Velasco, de Chiapas.

SEGUNDA PARADA

Esta reunión de la Conago será la última que encabece el presidente Enrique Peña Nieto como depositario pleno del poder Ejecutivo en la práctica. Aunque todavía le puede tocar otra plenaria antes de que termine el año, no olvidemos que en julio ya tendremos Presidente electo que asumirá el cargo del primero de diciembre. Vienen cambios interesantes.

PARADA ESPECIAL

Demasiado protagonismo de los moderadores del debate entre los candidatos a la Presidencia. Por momentos ya no sabíamos si León  Krauze y Yuriria Sierra eran también aspirantes. 





DEJA UN COMENTARIO