OPINIÓN

DÍA CON DÍA

Límites del T-MEC
03/07/2020

Convendría no celebrar de más el nuevo Tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Ha sido un triunfo renegociarlo y en el largo plazo los especialistas coinciden en que tendrá resultados extraordinarios para México.

El nuevo tratado obliga a México a cumplir normas laborales, salariales, ecológicas, informáticas y de propiedad intelectual, que igualarán a nuestra economía con las mejores del mundo.

Pero el camino hacia ese mundo mejor, como se advierte en la muy buena cobertura de MILENIO de ayer, no es automático, ni el tratado es una "pócima mágica" que va a arreglarlo todo.

Si México no crea un ambiente propicio a la inversión, advierte en MILENIO Luis Foncerrada, de la American Chamber of Commerce de México, los inversionistas no vendrán como se espera.

Si hay dudas sobre el cumplimiento de las reglas pactadas, añade Luis Rubio, conocedor si alguno de estos temas, el tratado no atraerá los 20 mil millones de dólares de inversión que se esperan de él.

En torno a la duda de que México y Canadá cumplirán con las reglas pactadas, y en la activación de mecanismos para sancionarlos, se mueve en estos días el jefe de la estrategia comercial estadunidense, Robert Lighthizer, según el reporte de Duncan Wood en The Hill. (A storm is coming for Mexico under USMC https://bit.ly/3ii6hEx).

Los canadienses van a ser vigilados en todo lo que se refiere al intercambio comercial de lácteos y sus infinitos derivados.

México va a ser vigilado en su cumplimiento de reglas laborales y ecológicas, mediante agregados ad hoc en la embajada estadunidense de México. Y también en lo que se refiere a la propiedad intelectual y el pago de regalías por patentes de todo tipo, empezando por las farmacéuticas y las agrícolas. En los últimos días se han agregado quejas de incumplimiento en las reglas energéticas.

La vigilancia a la Trump no se ejercerá en el espíritu de fomentar el libre comercio, sino en el de proteger a los productores estadunidenses. México será muy vulnerable a esa inspección, porque las nuevas normas que debe cumplir son, en efecto, novedad.

El arranque del nuevo tratado puede ser litigioso antes de ser productivo.




DEJA UN COMENTARIO