OPINIÓN

NOTA BENE

Lo que se juegan los candidatos, los dragones que los persiguen, los aquelarres que se avecinan
12/04/2018

Las ansias por comenzar la campaña están a flor de piel, tanto que incluso hay candidatos que no pueden aguantarse las ganas y ya están comenzando a mostrar algunas de sus armas de propaganda en las redes sociales, aún a riesgo de tener problemas con el Instituto Nacional Electoral. En realidad es “pecata minuta” pero anuncia una tendencia: Dado el tamaño del reto de esta elección algunos están dispuestos a llegar hasta donde sea para ganar. Sin decir nombres, aunque es fácil discernir a quienes me refiero, uno se juega su futuro político porque de no ganar, justo detrás, exhalando su aliento en la nuca, tiene a un “dragón” que viene tratando de pisarle la cola desde hace muchos meses y si tropieza, el peligro de que se lo devore es muy grande, previsible, inminente e irreversible. Construyó brillantemente un partido en un tiempo record, pero las puertas estaban demasiado abiertas y por ellas se colaron elementos de todo tipo de pelaje y condición. Otro, muy chavo, porque aunque todavía tiene muchos años por delante. Si pierde la elección habrá de reinventarse para muchos años.





DEJA UN COMENTARIO