OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

López Obrador-Morena: el mensaje de las urnas y 56 millones de votos
05/07/2018

*Una verdadera insurgencia civil por un cambio en serio

*Más que la crisis económica y la inseguridad, el hartazgo

*Protagonismo de Tabasco y tabasqueños en la política nacional

MÁS DE 56 millones de ciudadanos acudieron a las urnas el domingo reciente de un padrón de 89 millones. Más de 30 millones (54%), votó por Andrés Manuel López Obrador. Si bien es cierto que las propuestas de Ricardo Anaya  y Jaime Rodríguez fueron opuestas –y hasta confrontadas a las de AMLO-, estos dos candidatos sumaron 12 millones y medio, tendríamos un total de 62 millones 500 mil sufragios por el cambio de partido en el poder. Si atendemos al mensaje de quienes compitieron por la Presidencia, hasta José Antonio Meade enarboló la bandera del cambio.

En Tabasco, de donde es originario López Obrador, el abanderado de Morena a la gubernatura Adán Augusto López Hernández obtuvo más de 600 mil sufragios.

Una conclusión obvia es que el voto ciudadano fue por el cambio. Las interrogantes obligadas son: ¿hacia dónde?, ¿cómo?, ¿para qué?

Los criterios nacionales pueden ser aplicados, con algunos matices, a las circunstancias estatales. A reserva de que analicemos otros aspectos, hoy le mencionaría al paciente lector un interesante análisis realizado por Yamil Nares Feria ("Votar por el cambio: una explicación multifactorial", Animal Político, 04/VII/2018), quien destaca, entre otros puntos que de acuerdo a una serie de encuestas de salida hasta un 47% votaron específicamente "por tener un cambio", en tanto que sólo un 2% lo hicieron "por enojo/castigo a mi partido". Hasta sus adversarios reconocen que López Obrador supo canalizar ese descontento.

Llama la atención también, de acuerdo a Nares Feria, que el 29% de los votantes consideraran que el problema más importante era "mal gobierno/gobernantes" (29%), por arriba de la inseguridad (21%), crisis económica (20%) y desempleo (9%).

Si tomamos los estudios anteriores a nivel de América Latina, sobre el desencanto con la democracia, se puede reafirmar que el voto generalizado fue por un cambio a fondo. Las largas filas de ciudadanos, quienes esperaron tres o cuatro horas para sufragar el domingo, es una buena noticia para la democracia.

NÚÑEZ y ADÁN AUGUSTO

AUNQUE será el domingo cuando Adán Augusto López Hernández reciba su constancia de mayoría como gobernador electo, para este jueves fue programada una audiencia con el gobernador Arturo Núñez Jiménez.  El tema a tratar, se dijo, es la próxima elaboración de la iniciativa de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos; un tema del que ya conversó también Andrés Manuel López Obrador con Enrique Peña Nieto.

A propósito de Tabasco y López Obrador –colocados en el centro de la atención nacional-, se da por hecho de varios paisanos del futuro mandatario federal serán incorporados al gabinete. Entre quienes ya se mencionan están el general Audomaro Martínez Zapata y su hermano el poeta Ramón Bolívar; por supuesto Octavio Romero, quien podría estar en la dirección de Pemex. Otro político con raíces tabasqueñas aunque nacido en la Ciudad de México y que tendrá responsabilidades importantes es Néstor Núñez López, como futuro alcalde de la Delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México. Esta demarcación tiene 532 mil habitantes pero una población flotante de ¡cinco millones de personas!

Siguiendo el proceso tabasqueño, será el domingo próximo cuando se entreguen las constancias de mayoría a los ganadores de las diputaciones federales y senadurías en Tabasco, informó la vocal ejecutiva del INE, María Elena Cornejo Esparza. Al igual que en 2006 y 2012, el lopezobradorismo se llevó las ocho posiciones. En el Senado estarán por Morena-Tabasco, Mónica Fernández y Javier May; en las diputaciones federales los más votados por distrito fueron Teresa Burelo (II) y Manuel Rodríguez (IV, más de 118 mil votos); también obtuvieron curules Estela Núñez (I), Efraín Espadas (III), Laura Ávalos (V) y Ricardo de Peña (VI).

Mientras, en Huimanguillo, el candidato del PRD y aspirante a la reelección, José Sabino Herrera, decidió impugnar los resultados que favorecieron a José del Carmen Torruco de Morena. La diferencia entre uno y otro fue de unos 4 mil votos. Aceptar "el veredicto de las urnas", pidió a los adversarios el representante morenista Guillermo del Rivero. Hasta el momento al PRI sólo le correspondió el ayuntamiento de Jonuta, contra otros 15 ganados por Morena. Ayer le fue entregada la certificación de mayoría a Jainicie Contreras, futura alcaldesa de Nacajuca.

AL MARGEN

EN RELACIÓN a mi comentario de ayer, sobre las posibilidades de que la presunta mayoría que la coalición de López Obrador tiene para impulsar reformas constitucionales, un amable lector me comparte lo siguiente: para que la Constitución sea adicionada o reformada se requiere el voto de las dos terceras partes de los legisladores presente en el salo de plenos del Congreso al momento de la decisión (artículo 135 Constitucional). Esto es que serían necesarios 334 votos de los 500 diputados federales y en el caso del Senado, 85 de los 128 legisladores. Siempre y cuando todos estén presentes.

Hasta el momentos, se calcula que con 314 diputados, el bloque de Morena requeriría todavía 20 votos más; en tanto que en el Senado, con sus probables 76 legisladores aún le faltarían 9, para la mayoría absoluta. Estos detalles no son menores si se toma en cuenta que AMLO ha prometido cancelar la Reforma Educativa y modificar la Reforma Energética. Por supuesto que estamos hablando todavía de estimaciones  preliminares. Pero se puede también anticipar que conforme a su compromiso, el nuevo Presidente buscaría el mayor consenso posible. (vmsamano@hotmail.com)





DEJA UN COMENTARIO