OPINIÓN

ESCALA CRÍTICA

Los Anti AMLO y la difusa oposición hacen muy remota una alianza opositora
22/09/2020

SI EN ALGUNA parte hay preocupación por la más reciente protesta del llamado Frente Anti AMLO (Frenaa), encabezada por los empresarios Pedro Luis Martín Bringas y Gilberto Lozano, tendría que ser en el PRI donde buscan construir una opción opositora al actual régimen. Con esa iniciativa presuntamente radical, la de Frenaa, y con el anuncio de Gabriel Quedri por integrar el Tumor (Todos Unidos contra Morena), restan seriedad a cualquier intento alternativo.

Desde la campaña presidencial del 2018, tres partidos constituyeron una coalición que se diluyó en las confusiones. Se suponía que el PAN, PRD y PMC buscaban derrotar al PRI, pero en realidad el adversario a vencer fue Andrés Manuel López Obrador quien en su tercera vuelta por la Presidencia había logrado integrar su propia coalición, Morena.

El PRI, que buscaba mantener el poder se encontró de pronto frente a dos contendientes: el PAN, con una alianza que desvaneció su programa original, y AMLO, que había logrado ya que un amplio sector del electorado aceptara que sólo había dos opciones: la que él representaba y los otros, en donde estaban PRI-PAN y sus asociados.

Nuevamente, desde la Presidencia, López Obrador ha logrado dividir las ofertas políticas en dos bandos: el que él representa y –otra vez- los otros, los conservadores o reaccionarios.

MEGALIANZA O MEZCOLANZA

DIJO el investigador Nicolás Loza Otero, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), que una megalianza de todos los partidos políticos para enfrentar a AMLO en las elecciones del 2021podría ser contraproducente para la propia oposición. Confirmaría -señaló- el discurso de que existe una "mafia del poder" que pretende acabar con un proyecto de nación. Según el académico existe "un contexto favorable a la oposición pero también una oposición que no encuentra el camino, que no ha logrado ofrecer un discurso atractivo, que juega el juego que el presidente les ha querido imponer: polarización política y discursiva". (Forbes, julio 3 de 2020)

Sin abundar sobre la afirmación del "contexto favorable" para la oposición, lo que se puede adelantar es que el camino escogido hasta el momento por los tres partidos con mayor antigüedad ahora en la oposición (PRI, PAN y PRD), es notoriamente errado: no han logrado construir un discurso convincente, pero sobre todo liderazgos que representen un cambio, no la vuelta al pasado.

Como se sabe, el PAN y PRD ya hicieron una coalición en 2018 por lo que no les costaría trabajo retomarla, aunque las cuentas para el PRD fueron desastrosas: cayó a menos de un 6 por ciento de la votación nacional. En las presidenciales apenas un 2.83.

En este sentido se puede entender la decisión de Movimiento Ciudadano que para las elecciones intermedias del 2021 anunció que no hará coaliciones "con los viejos partidos". Irá sólo. En 2018, el PMC obtuvo menos del 5 por ciento de la votación total; teniendo como candidato al panista Ricardo Anaya, en esta contabilidad sólo le correspondieron el 1.79 por ciento de los sufragios. Resulta evidente que en la alianza "Por México al Frente", los sacrificados fueron PRD y PMC.

El PRI, por su parte, hizo alianza con el PVEM y Nueva Alianza (Panal). El partido del magisterio simplemente desapareció, al no lograr el 3 por ciento exigido y el partido del Tucán, curtido en los reacomodos políticos se llevó su 4.8 por ciento a Morena, la coalición ganadora, donde los intereses le redituarán más. Como en una inversión bancaria.

NO COMAN ANSIAS

SI BIEN las elecciones del 2021 no son como las presidenciales donde la marca del candidato se refleja en los partidos –gana más aquel del que es militante-, difícilmente las cúpulas de los coaligados estarán puestos a una nueva inmolación. De ahí que un eventual bloque opositor en el que participen PRI y PAN es poco probable...

De ahí que movimientos como el de Lozano y Martín (Frenaa), o anuncios como el de Quadri (Tumor), aparte de agregarle cierto humor negro (involuntario) a la política, pueden terminar siendo contraproducentes para la oposición al actual régimen.

A decir de Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente interino de Morena, el Frente Nacional Anti AMLO (Frenaa) "es dirigido por un grupo de provocadores y golpistas que maneja una ideología y una política de sabotaje"; son alentados y patrocinados por "los grupos económicos más reaccionarios del país. Es un grupo fascista que quiere romper la estabilidad política que hoy vivimos en México".

Para AMLO el asunto es menos dramático. Por eso recomendó que "que no coman ansias" quienes piden su renuncia casi inmediata; tendrán oportunidad de demostrar su fuerza política y electoral en la consulta para la revocación (ratificación) de mandato en marzo del 2022.

Antes tendrán otra oportunidad: competir por la mayoría legislativa en el 2021. Todo indica que el mayor desafío para AMLO no son los partidos opositores, sino las circunstancias.

Claro, no se debe ignorar que hay poderosos intereses económicos dispuestos a invertir en un movimiento contra el régimen...que va contra esos poderosos intereses.

AL MARGEN

NO SOLO las cosas aparecen según el cristal con que se mira, sino también desde la perspectiva que se asuma. Ayer circularon imágenes sobre una supuesta inundación donde se construye la refinería de Dos Bocas, Paraíso. Fueron encharcamientos normales, explicó la secretaria de Energía Rocío Nahle, al referirse al impacto de las intensas lluvias de la tormenta tropical "Beta", argumento acompañado por otros imágenes donde se observa la continuidad de las labores. (vmsamano@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO