OPINIÓN

SELVA TABASQUEÑA

Los encargados del megarrescate energético...
01/08/2018

La veracruzana Roció Nahle, el poblano Manuel Bartlett y el tabasqueño Octavio Romero Oropeza serán el tridente toral de la política gubernamental de Andrés Manuel López Obrador; no es irreal que se diga que el futuro y éxito de la próxima administración federal está en manos de estos tres personajes, y es que AMLO le apostará al fortalecimiento interno (con el petróleo como columna vertebral) para no estar a expensas de los humores de Trump y al vaivén de la globalizada economía mundial.

¿Cómo le harán, estos nuevos funcionarios para lograr que el segmento energético del país aceleré el crecimiento económico y más aún el financiamiento de la nueva política económico-social del gobierno de la transformación?

La próxima secretaria de energía tendrá que rodearse de excelentes colaboradores que logren diseñar y echar andar verdaderas políticas públicas y no ocurrencias y que se deje de decidir con criterios políticos, para darle paso a los criterios técnicos, ya que se han tirado carretadas de dinero en proyectos que no tienen viabilidad, ahí está el fiasco en Tula, Hidalgo que lo único que dejo es un gran lote baldío, un barda "más costosa" que el muro que quiere hacer Trump y varias constructoras millonarias, o la supuesta modernización de las refinerías existentes, algo que a todas luces se ve que no ha pasado y si dejo una estela de corrupción, poca transparencia y abandono, también allí se han ido raudales de dinero y la refinación nacional está por los suelos, lo que ocasiona que compremos en el exterior el 56% de las gasolinas que consumimos, así que como se ve harta responsabilidad tendrá doña Rocío, la de detonar desde su despacho la producción sostenida de crudo, gas, gasolina, diésel y sobre todo de infraestructura, ¿Qué hará distinto para ahora si tener éxito?

Manuel Bartlett, después de la sacudida que le han dado mucho antes de tomar las riendas, deberá despabilarse pronto y dar grandes resultados a su jefe y al país entero que tiene puestos los ojos en su persona; el reto primordial será hacer realidad ese eslogan de que la comisión "es una empresa de clase mundial", necesitará toda la pericia para rescatar a una empresa que por si fuera poco, con el borrón y cuenta nueva no recibirá ni un solo centavo de la deuda grosera que generó la resistencia civil -de esa "lucha" se beneficiaron muchos vivales que con desvergüenza y alevosía se escudaron en el movimiento para no pagar, pero que viven holgadamente- y que tiene aún varios pendientes en materia de electrificación en el territorio nacional y que además se necesita un plan eficiente para que las tarifas encuadren en la calidad de justas y no se vuelva a usar el no pago del servicio como una medida de presión política; ya veremos si se afianza o se le cae el sistema eléctrico a don Manuel.

Por último, Octavio Romero el compañero de las mil batallas, tiene sobre sí la encomienda primordial de hacer de PEMEX un tótem de la transformación nacional, y es que la empresa productiva es una hidra que lo mismo ha dado para paliar la economía, que para hacer los negocios más turbios y jugosos al amparo del poder y del dinero público; el ingeniero será el brazo ejecutor de la política energética petrolífera del sexenio amloista.

"Jodi" tendrá el reto de revivir a la gallina de los huevos de oro, y cuando manos regresarla a ser como antaño la tercera productora de petróleo en el mundo, puesto que perdió en 2015 cayendo hasta el octavo sitio, hoy PEMEX es una empresa de fierros viejos y tan solo este año en el primer semestre reporto una pérdida de alrededor de 163,200 millones de pesos, debido a un fuerte impacto por la depreciación del peso frente al dólar durante el periodo y, para aderezar más el caótico panorama, tiene un impacto severo por el huachicoleo que crece sin freno y la rampeante corrupción que se presume ha saqueado a una empresa que en los 80´s era boyante y ejemplo mundial. Se verán sus buenos oficios para hacer del sindicato un aliado disciplinado, y para imponer un orden con los proveedores y empresas que coadyuvan con el trabajo técnico de la mano de obra que Pemex tiene; la corrupción está en todos los niveles, desde el robo hormiga en los almacenes, las plantas de monitoreo, los patios de maniobras, hasta en las asignaciones de contratos millonarios a empresarios, por lo que su labor se antoja titánica. Ya veremos que tanto pueden hacer estos cuadros cercanísimos al presidente, para darle el combu$tible que requiere para que su gobierno sea exitoso.

Zarpazo. El peso fue la moneda más fuerte en el mes de julio; ¡que siga esta luna de miel!





DEJA UN COMENTARIO