OPINIÓN

Maestro tabasqueño compite en el "Premio Docentes Extraordinarios"
22/10/2020

Jorge Enrique Márquez Vázquez es biólogo de profesión, aunque ahora su pasión es la docencia. Sus clases las imparte en el Colegio de Bachilleres de Tabasco, Plantel 21, ubicado en la comunidad indígena de Tapotzingo, Nacajuca. 

Por esa manera de enseñar, direccionado a las ciencias básicas: como la ingeniería, matemáticas, y además las artes, Jorge Enrique es el único candidato tabasqueño hoy, para ser considerado ganador del Premio Docentes Extraordinarios: National Teacher Prize México, el cual otorga la Fundación STEAM.

"Lo que se busca es que los docentes de todo el país desarrollen la ciencia, tecnología e ingeniería, artes y matemáticas, para que formen estudiantes en estas áreas", indica.

"Es una manera de visualizar el futuro, así como los estudiantes que se requieren, y en razón de ello, se da un premio de un millón de pesos al mejor maestro por su trabajo y trayectoria, el cual se debe aplicar en la escuela".

Para poder competir, primero presentaron un plan de clases donde indican cómo están formando a los jóvenes en esas áreas.

El profesor Jorge Enrique puntualiza que es momento de colocar a los alumnos a resolver problemas relacionados con las asignaturas, y que a partir de ahí ellos resuelvan.

"Nos encontramos en la cuarta revolución industrial, la cual es digital, donde entra el internet, robótica, los sistemas donde se requiere redes, y si no nos vamos metiendo estaremos rezagados en cuanto a educación".

"Hay que romper el esquema de los pensamientos de salir mal en las evaluaciones nacionales, lo mejor es aspirar a formar mejores estudiantes", sostiene.

Reconoció que los maestros necesitan una actualización urgente, sobre todo en las nuevas herramientas, aunque el Colegio de Bachilleres dio un giro completo en este sentido, porque da instrumentos que permiten al docente estar a la vanguardia.

"Aunque la educación no sólo depende de los maestros, es una situación también de los alumnos y los padres de familia, y cuando se dé este engranaje todo será más fácil".

Este maestro sabe que no es fácil el camino, pero tiene la confianza de que los alumnos están encontrando otra forma de avanzar, que su manera de enseñar lo coloca ahora en este concurso a nivel nacional, donde compite con 43 docentes, para luego quedar ocho, y por último esperar el veredicto final. 

Por el momento está representando a Tabasco desde uno de los planteles con más carencias, donde los jóvenes sufren en su economía, y la gran mayoría hace diversos sacrificios para estar ahí, con el fin de continuar con sus estudios.

Nada es fortuito para este joven maestro, al contrario, su pasión lo lleva a un estatus global en la enseñanza, donde va de la mano el valor que tiene para enfrentar las situaciones actuales en la educación.

Su modelo de enseñanza le está llevando más allá del aula, y en ese camino guía a sus alumnos, sobre todo para que los resultados repercutan en la comunidad.

El profesor Jorge Enrique durante dos años ha obtenido pases internacionales para 𝗿𝗲𝗽𝗿𝗲𝘀𝗲𝗻𝘁𝗮𝗿 𝗮𝗠𝗲́𝘅𝗶𝗰𝗼 𝗲𝗻 𝗛𝗼𝗹𝗮𝗻𝗱𝗮 𝘆𝗖𝗼𝗹𝗼𝗺𝗯𝗶𝗮, ha sido asesor externo del proyecto Expociencias y, por 3 años consecutivos, ha sido acreedor del Premio Innovando Energía y logró el primer lugar estatal en Moda Verde.

PARÉNTESIS

La Luna se oxida, no de forma acelerada como ocurre en la Tierra o Marte, pero tiene óxidos de fierro en su superficie que pueden ser aprovechados por astronautas como fertilizante, aseguró Julieta Fierro Gossman, del Instituto de Astronomía de la UNAM. ¿Y la Tierra? (kundera_w@hotmail.com)




DEJA UN COMENTARIO